Cultura

Álex Morán vuelve con un recital romántico

Álex Morán vuelve con un recital romántico

La música lírica en Ecuador lleva décadas sentando bases sólidas en presentaciones públicas. En el campo religioso es donde más ha ganado  terreno a través de los grupos corales quienes llevan los cánticos a las iglesias.

En este nicho se formó Álex Morán. Un tenor guayaquileño que hace dos años se lanzó como solista y decidió vivir de la música.

Economista y con una maestría en administración de empresas, su crianza familiar “a la antigua” y la falta de universidades especializadas en música, lo llevaron a dedicarse por completo a labores en entidades bancarias y al comercio empresarial.

Su actual emprendimiento   lo debe al amor por la música desde los cinco años, cuando cantaba en  eventos escolares y colegiales.

“Siempre me pusieron adelante para participar en festivales internacionales, en los cuales solía tener buenas críticas”, recuerda el tenor.

En ese despertar artístico fluyeron grandes voces que él solía admirar. José José, Camilo Sesto, Nino Bravo, Sandro y otros baladistas son parte de esa interminable lista de cantantes que interpreta en sus presentaciones.

Pero el que más le ha llegado a la médula es Luciano Pavarotti, referente de su estilo desde los primeros años de su adultez.

“Mi técnica es muy parecida a la de Andrea Bocelli, pero como lírico mi referente es Pavarotti. También admiro a grandes boleristas y baladistas antiguos”, comenta.

A los 19 años integró el Coro de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil y luego estuvo en otros grupos corales. Casi doce años se alineó a este formato en el que destacó, por primera vez, en la dirección de un rumano.

“El brindis de la Traviata” fue la pieza que interpretó con la Orquesta Sinfónica de Guayaquil, junto con la soprano Beatriz Achi, en un espectáculo en el Malecón 2000.

En 2018, un empresario amigo le propuso realizar un concierto que combina la lírica con baladas y boleros de sus referentes musicales.

“You race me up”, de Secret Garden y Rolf Løvland; el himno cristiano “Amazing grace”, “Panis Angelicus”,  escrito por Santo Tomás de Aquino, “Hasta mi final”, interpretado por Il Divo son los temas que volverá a cantar en su próximo recital.

“Un tributo a las mejores baladas” es el programa que presentará el 30 de noviembre, a las 19:30, en el auditorio de La Casa de la Vida, ubicado en Todos Los Santos y Víctor Emilio Estrada. (I)