Cultura

Ara Malikian: un violín contra la guerra

Ara Malikian: un violín contra la guerra

La vida del músico libanés  Ara Malikian (Beirut, 1968) ha sido un viaje constante alrededor del mundo.

El  violín, más allá de ser el instrumento que interpreta, le salvó la vida y ahora le permite celebrarla con música por más de 40 países, donde alguna vez se refugió y donde ahora se sube a los escenarios para interpretar su arma.

Lo de “salvar su vida” no es una metáfora. De niño Ara pasaba largas horas refugiado en un garaje para protegerse de las bombas del conflicto religioso y territorial que enfrentó a cristianos, musulmanes y seculares en el Líbano de los años 70.

“Era una cochera subterránea; pasábamos muchas horas, pero un día al tocar el violín, me di cuenta de que la música transforma a la gente, da alegría y saca una sonrisa”, recuerda el artista.

Lo del arma tampoco es una metáfora. Durante sus primeros viajes fuera de su país natal siempre le preguntaron si aquello que llevaba en el estuche era un arma Kalashnikov o un violín. “Siendo libanés también se puede tocar el violín”, pensaba.

Su último disco se llama Royal Garage (2019) y titula su gira mundial, la que reiniciará en Ecuador, luego de cancelar varios conciertos en Europa desde junio, luego de llegar en avión a Centroamérica y caerse, lo que le provocó una lesión en el hombro por lo que no podía sostener su instrumento.

“Estoy mucho mejor, estamos ensayando. Será  emocionante volver”, dijo.

Ara Malikian se presenta en Guayaquil el próximo  jueves 29 y viernes 30 de agosto, desde las 19:30 en  el Teatro Sánchez Aguilar (TSA); mientras que en Quito, el show será el sábado 31 de agosto a las 20:00, en la Plaza Belmonte.

“El nombre de garaje (Royal Garage) también es un homenaje porque es el lugar donde muchos músicos del mundo inician su historia”.

Aunque la formación de Malikian es de música clásica, en su carrera ha tenido acercamientos a diferentes géneros.

Por ello, en su reciente disco incluye colaboraciones con músicos hispanos como Enrique Bunbury (exintegrante de Héroes del Silencio); y Andrés Calamaro, de Argentina.

“España es un puente con Latinoamérica y gracias a ello  descubrí nueva música desde el año 2000.  Eso me cambió la vida”, señaló el músico que reside en Madrid, hace  20 años.

Luego de vivir  como nómada por Europa, confiesa que ha encontrado en España el lugar ideal para trabajar desde la música con diversas culturas.

“Hay variedad, desde la música española, el flamenco, melodías del mediterráneo, la música árabe, música judía  y, por supuesto, el puente con Latinoamérica”.

Repertorio
Las melodías que incluirá en los recitales del país irán  desde sus composiciones, los clásicos como Bach o Tchaikovsky, hasta el rock de Led Zeppelin, o Guns N’ Roses.

Malikian tiene cabellera larga, barba, gafas y vestimenta moderna. Su look dista mucho del de un violinista clásico, que usa trajes y actitud formal. Ara luce más como un rockero.

“Solo soy como soy. Yo no quiero ponerme un disfraz.  Soy yo mismo en el escenario cuando toco el violín, así siempre me he vestido”.

Documental Una Vida entre las Cuerdas
Como parte de la gira de Malikian en el país, hoy se presenta el documental Una Vida entre las cuerdas, en el  que cuenta su historia. Además de su recorrido por la música, el filme cuenta su migración a los 14 años.

La proyección es desde las 19:30 en el Teatro Capitol de Quito. “Vivimos una época difícil. Hay que respetar al migrante. Y desde el arte podemos sensibilizar a la gente, en el respeto, y la inspiración a la paz.  No solo en la música, también la danza y la literatura”.  (I)