Cultura

Asociación del cine para adultos pide cese de rodajes en EEUU ante Covid-19

Asociación del cine para adultos pide cese de rodajes en EEUU ante Covid-19
"Free Speech Coalition", una de las principales organizaciones sin ánimo de lucro que representan al sector de la pornografía en EE.UU., hizo un llamamiento generalizado para frenar los rodajes en el mes de marzo con el objetivo de contribuir a la ralentización de la propagación del coronavirus.
"Pedimos a los productores que cancelen todos los rodajes hasta el 31 de marzo, y recomendamos que los intérpretes dejen de filmar con parejas que viven en distintas casas", ha asegurado el grupo en un comunicado.
La asociación subrayó que los gobiernos locales de varias regiones de EE.UU., incluyendo California, donde se concentra buena parte de la industria del porno del país, habían solicitado el cierre de negocios para frenar los contagios, por lo que piden a todos los miembros del sector se queden en casa "todo lo posible".
La directora ejecutiva de la organización, Michelle LeBlanc, ha afirmado en una misiva que es consciente de que muchos de los que trabajan en la industria del porno no se sienten amenazados por la enfermedad, pero ha querido recordar el carácter altamente contagioso del Covid-19.
"Aunque estén cómodos tolerando el riesgo, cada interacción tiene el potencial de propagar el virus a alguien que no lo esté, sobrecargando el sistema de sanidad y los hospitales como se ha visto en Europa", dijo LeBlanc a los trabajadores del porno.
La representante admitió que se trata de un "reto sin precedentes para la salud de la industria adulta", pero apuntó que se ya se han enfrentado a problemas antes.
"Nuestro sistema de tests se inició durante la epidemia del VIH, y nos ha ayudado a crear una industria que es un modelo de prevención. Aunque este reto pueda resultar abrumador, sé que nuestra industria volverá con todavía más fuerza", remató LeBlanc.
Anunció, además, que la organización trabaja en la propuesta de ideas para apoyar a los que dependen de la pornografía durante la pandemia, que ya deja más de 6.600 muertos y 165.000 contagiados en todo el mundo.