Cultura

Bibliorecreo, el bus al sur de Quito donde los pasajeros viajan a través de la lectura

Bibliorecreo, el bus al sur de Quito donde los pasajeros viajan a través de la lectura

"Aquí viajan los sueños", advierten unas bolsitas ecológicas que están a su entrada. Subirse en este bus es igual que embarcarse a una saga infinita de aventuras e historias variadas. Desde el 2013 Bibliorecreo, situada al sur de Quito, recibe a pasajeros que están en busca de un buen libro.

Bibliorecreo está instalado en el parqueadero del centro comercial El Recreo, y como bien dice su nombre, es una biblioteca cuya finalidad es poner a disposición de niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad obras literarias de variadas temáticas.

"La idea era crear un espacio de acceso al libro, asumiendo el riesgo de prestar esos libros a la comunidad bajo un costo mínimo de $5 (adultos) o de $3 (niños) al año. Es darle ese voto e confianza a la comunidad en función de proteger y acceder a este mundo y la reciprocidad que eso implica", sostiene Claudia Bugueño, bibliotecaria y coordinadora.

Indica que hasta el 2019 Bibliorecreo pestaba alrededor de 800 a 900 libros al mes, es decir unas 10 mil prestaciones al año. Actualmente, debido a la época pandémica, prestan de 500 a 600 al mes.

El proceso de préstamo es sencillo, los lectores solo deben acercarse con la copia de una planilla de servicio básico, copia de su cédula (o partida de nacimiento en caso de ser niño). Una vez registrados pueden tomar el libro que más llamó su atención y llevarlo a casa por un plazo de quince días. Si este tiempo les pareció corto puede comunicarse con la biblioteca para obtener quince días más.

Una vez devuelto puede pedir otro. Los libreros también puede dar luces a las personas que necesitan una guía literaria.

¿Cómo habituar a las personas la devolución de un libro? "Se trata de empatizar de que la gente genere sus procesos de apropiación de los espacios. Cuando uno siente que algo es suyo lo cuida, entonces de allí debemos partir", explica Bugueño.

"El listado de descatalogados (de 2019) fue de 55, entre libros no devueltos y libros dañados". cuenta.

Arturo Pérez -Reverte, Isabel Allende, Tomás Eloy Martínez, Leonardo Padura, Ken Follett, Santiago Posteguillo, Valeria Luiselli, son solo algunos de los nombres de autores que desfilan en las estanterías instaladas en la Bibliorecreo.

"Con una serie de títulos que sean supervariados y que puedan cubrir muchos gustos, pero que también tengan posibilidad a apertura de temas un poco más complejos, dedicados tal vez a un público más académico o a un público más literato", señala la bibliotecaria.

"Una biblioteca tiene que ser amplia en su intelectualidad y en su espíritu", agrega sobre el espacio que cuenta con 7850 libros en total.

Cuenta que la idea del espacio provino de Gilberto Mantilla, gerente general del centro comercial, quien deseaba trasladar su gusto por la lectura a algo más comunitario. "Frente a estas condiciones surge la idea de crear un proyecto de responsabilidad social en torno a la lectura", dice.

Antes de la pandemia Bibliorecreo también era el punto de encuentro para clubes de libros, conversatorios con escritores, clubes de libros de autor, talleres de creación literaria. etc.

En octubre del año pasado reabrieron sus puertas, esta vez únicamente para el intercambio de obras. "Pese a que estuvimos mucho tiempo encerrados por la pandemia, en el momento de la reapertura los usuarios han vuelto y han vuelto a llevarse, libros".

"Estar a cargo de un proyecto así, significa estar en una autoformación constante...", confiesa Bugueño.

El horario de atención de Bibliorecreo es de martes a domingos de 10:00 a 13:00 y de 13:40 a 18:00. La entrada al lugar se realiza bajo las medidas de bioseguridad, afirma su coordinadora. Está situada en El Recreo (Av. Pedro Vicente Maldonado S11-122). (I)