Cultura

Bienal de Venecia cuestiona el mundo, según su curador Ralph Rugoff

Bienal de Venecia cuestiona el mundo, según su curador Ralph Rugoff
Venecia -

El reconocido crítico y ensayista estadounidense Ralph Rugoff (1957), curador de la 58 edición de la Bienal de Arte de Venecia que se inaugura el sábado, reconoció en una charla que su bienal plantea preguntas, cuestiona el mundo, sin proponerse enviar un mensaje.

"No, no hay mensajes en esta Bienal.... lo que podría haber son preguntas. Creo que el trabajo de los artistas es plantear preguntas sobre las cosas, sobre cómo vemos las cosas, sobre la categoría que usamos para ordenar nuestro mundo. Y luego, depende del trabajo se desarrolla un mensaje", explicó el curador al término de un recorrido por el Pabellón Central.

Bajo el lema "Ojalá vivas en tiempos interesantes", Rugoff invita al visitante a permanecer alerta ante los cambios actuales, las contradicciones, las plataformas virales, y toma como punto de partida las 'falsas noticias', lo falso, lo que parece y no es.

La idea de interrogarse, de plantearse preguntas y presentar los hechos desde otra perspectiva atraviesa en efecto toda la bienal veneciana, que este año cuenta con 79 artistas invitados y 90 pabellones nacionales.

¿Se podría decir que es una propuesta social, política, contra el orden establecido? Rugoff, que tiene la paciencia y elegancia de otros tiempos, explica justamente que esa es la labor o mejor la magia del arte.

"Los artistas viven en el mismo mundo de nosotros. Leen las noticias, responden a las cosas... pero no por ello hay que tener un tema en esta Bienal. Los temas surgen, pero eso es diferente a tener un tema. Hay obras bastantes abstractas aunque normalmente tienen alguna conexión con lo social. Así que sí, creo que el arte es social, pero de una manera diferente al periodismo, la historia, la antropología", subrayó.

Obra de la artista latina Martine Gutiérrez. Foto: AFP. 

Rugoff, que estuvo a cargo del Wattis Institutte de San Francisco (2000-2006) y ahora dirige la Hayward Gallery de Londres, conocida por sus propuestas innovativas, fue responsable en el 2015 de la Bienal de Lyon, en Francia.

Para el certamen veneciano optó por montar en los dos espacios a disposición, las inmensas salas del Arsenale y el Pabellón Central de Jardines, dos exposiciones diferentes con los 79 artistas invitados, los cuales aportaron cada uno dos creaciones.

Una dicotomía que permitirá al visitante jugar con los temas que aparecen y desaparecen a lo largo de los salones y pabellones: los muros, las fronteras, lo fantástico, la historia, la mentira.

La presencia de más mujeres que hombres y de más artistas provenientes de América y Asia, resulta también un signo de nuestros tiempos. "Esta es la nueva normalidad. Exposiciones como ésta tienen más o menos el mismo número de hombres y mujeres. También hay tres artistas de género no binario sobre un total de ochenta. Por lo tanto, creo que esto también es algo nuevo", recalcó.

Una de ellas es la artista trans latina radicada en Nueva York, Martine Gutiérrez, cuyas enormes fotos de mujeres en su obra "Body en Thrall" resaltan en el Arsenale.

"Muchas obras cuestionan las categorías de pensamiento existentes y abren a una nueva lectura de objetos e imágenes, gestos y situaciones", resumió Rugoff. (I)