Cultura

Cómo las marcas aprovechan los colores de la Navidad

Cómo las marcas aprovechan los colores de la Navidad

Los colores verde, rojo y dorado, más allá de ser colores asociados a la naturaleza de temporada festiva, se han asentado como las tonalidades navideñas elegidas por las marcas.

Se trata de una estrategia de marketing, el buen uso de colores es una de las piezas claves para transmitir a los consumidores mucha información que los influenciará a relacionar ciertas tonalidades con épocas atractivas.

Los colores dan información que funciona a un nivel subconsciente y que añade varios significados a las cosas. Gracias a su buen uso, las marcas consiguen compartir valores, características y percepciones sobre el producto o servicios ofertados y con ello consiguen vender.

Otra característica de los colores es que posicionan a los consumidores en el entorno comercial, especialmente si las temporadas son coloridas como la Navidad o Halloween.

En el caso de la Navidad, el color verde se usa para transmitir la sensación de frescura, lleva al cliente a la zona de frutas y verduras, al campo, a los árboles; árboles navideños.

Los colores crean la atmósfera adecuada y logra ponernos en el momento del calendario más ajustado a lo que las compañías nos quieren vender.


Los colores del packaging navideño son habitualmente verde, rojo y dorado.

Los productos se visten a la moda

Los verdes, los rojos y los dorados lo hacen a la campaña de Navidad.

Cuando los locales se visten de estos tonos, decorando las tiendas, productos y empaques, los clientes reciben el mensaje de que ha llegado la temporada navideña y lo asocia con la necesidad de comprar.

Las marcas emplean de forma recurrente estos colores a la hora de presentar sus productos en sus ediciones navideñas.

Además, cuando las marcas son originales, el empaque se convierte en un elemento que genera conversación entre los consumidores, colaborando a la difusión y posicionamiento de esa marca.

  • Decoración navideña ecoamigable, un buen regalo para ti y el planeta

El origen de los colores

El rojo vibrante aparece en el traje de Papá Noel, que se hizo popular cuando Coca-Cola usó un traje rojo para vestirlo en la publicidad de la década del siglo 20, para que coincida con el color de las latas de su gaseosa.


La compañía popularizó su color corporativo de un modo abrumador.

Los expertos consideran que los colores de la época son una mezcla de historia, de colores de temporada y el impacto de las marcas, como el antes mencionado caso de Coca- Cola.

La marca Coca-Cola fue pionera en el uso de empaque especial para Navidad. Desde hace décadas aprovechan el color rojo de su imagen corporativa para “mimetizarse” con la Navidad, de forma que año tras año consiguen crear expectación. En la campaña lanzada en Reino Unido, la etiqueta de las botellas de plástico se desprende tirando de un cordón que al recogerse forma un lazo navideño.

Las tonalidades verdes se utiliza a menudo en coronas, guirnaldas, adornos, regalos, manteles e incluso en la Navidad china, simboliza la juventud y la vida eterna de sus hojas perennes.

El dorado hace alusión a las típicas luces de Navidad, las velas y la estrella encima de un árbol navideño. Además puede recordar a los cristianos la estrella que los Reyes Magos siguieron para encontrar al niño Jesús.

Los elementos navideños son limitados y es inevitable que se repitan constantemente, sin embargo, una buena forma de dar una visión diferente, algo que emplean muchas marcas, es recurrir a la interpretación de algún ilustrador, esta es una forma eficaz de conseguir ofrecer algo distinto a los consumidores.

La combinación de rojo, dorado y verde como colores de la Navidad, es para Arielle Eckstut, experta en colores, la suma de "la belleza de la naturaleza y la ignorancia del comercio". (I)