Cultura

Gremio de artistas se une a las protestas y otros piden paz

Gremio de artistas se une a las protestas y otros piden paz

Durante las jornadas de protestas que se han desarrollado desde el 3 de octubre, un grupo de artistas se han unido a las manifestaciones de los grupos sociales que piden un diálogo o el cambio de las medidas económicas dispuestas por el gobierno. Escritores, curadores, artistas visuales han seguido de cerca las marchas a nivel nacional.

El escritor Santiago Rosero, por ejemplo, habilitó una carpa en los bajos de la Casa de la Cultura para cocinar a los grupos indígenas que llegaron a la capital. En Guayaquil, alumnos de distintas universidades se han mantenido al pie a pesar de que fueron dispersados con gases lacrimógenos.

En una carta firmada por más de 100 gestores, artistas e intelectuales de América Latina, entre ellos Santiago Roldós o Diego Falconí se rechaza "el estado de excepción declarado por el gobierno, en razón de que es desproporcionado y vulnera derechos humanos fundamentales establecidos en la ONU y en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos".

Los firmantes piden "exigimos al gobierno del presidente Lenin Moreno el cese inmediato de la represión aplicada".

Por su parte René Pérez, Residente Calle 13, envió un mensaje de fuerza a la población.

Por otro lado, desde el 9 de octubre circulan en redes sociales distintos puntos de vista desde los artistas con el hashtag #YoSigoTrabajando. Se trata de un llamado a la paz y a la no violencia en el que se invita a seguir con las actividades laborales para evitar la crisis económica que ya se siente con la elevación de precios a los víveres, productos y servicios.

Este mensaje sigue el hilo de los acontecimientos a causa de la paralización muchas de las actividades comerciales de Guayaquil, sobre todo, de los espectáculos artísticos que esta semana se volvieron a postergar y programar con fechas aún no definidas ante la incertidumbre.

Parte del gremio cultural y artístico se pronunció en días pasados y se sumó al paro nacional que desde el 3 de octubre de 2019, ha dejado como resultado un Estado de excepción ante las revueltas y los saqueos en varios cantones, con fuerte resguardo policial y el toque de queda iniciado la noche del 8 de octubre.

Al medio día de este miércoles 9  de octubre, la directora de cultural de la Fábrica Imbabura, Ana Chimuel, puso su renuncia  y se sumó a la marcha. “Es mi deber caminar junto a mi pueblo”,indicó en su carta.

A continuación podrá leer algunos músicos, actores, escritores, gestores culturales y otros reconocidos, quienes piden calma y menos confrontación. (I)

Nota: Pedimos disculpas