Cultura

Legado de Sir Frederick Ashton fue tema de conversatorio

Legado de Sir Frederick Ashton fue tema de conversatorio

El lobby del Teatro Sánchez Aguilar (av. Samborondón) fue esta tarde escenario de un encuentro en el que la figura del bailarín  inglés Sir Frederick Ashton fue la protagonista. Las repertoristas autorizadas del Royal Ballet, Lynn Wallis e Isabel McMeekan, intervinieron en este conversatorio para destacar el legado de este coreógrafo nacido en 1904 en Guayaquil.

En la cita, que duró una hora y media y que estaba dirigida principalmente a estudiantes de ballet de la ciudad, las bailarinas dialogaron con el público sobre sus experiencias dancísticas relacionadas a las propuestas que Ashton creó para el Royal Ballet, por donde ellas también han pasado.

"No solo se esta lidiando con los pasos, con las coreografías, sino con la esencia de Ashton", señaló McMeekan sobre el artista, considerado como una figura destacada en el desarrollo del estilo característico del ballet clásico británico del siglo XX.

Por su parte Wallis, quien fuera una de sus bailarinas y que trabajó directamente con Ashton, comentó que consideraba que el bailarín es uno de los coreógrafos más prolíficos y versátiles. Contó, entre varias de sus anécdotas con el artista, que él tenía la habilidad de transmitir el virtuosismo de sus propuestas a través de los movimientos a quienes trabajaban sus coreografías.

En este encuentro, que estuvo bajo la conducción de Jessica Abouganem, directora de En-Avant -la compañía guayaquileña que este viernes y sábado rendirá un tributo dancístico a Sir Frederick Ashton- también se habló de que este personaje, coreógrafo fundador del Royal Ballet, fue el creador de importantes piezas para esa compañía de ballet como A Month in the Country, The Dream, Enigma Variations, Monotones, Cinderella, Symphonic Variations, Daphnis and Chlöe, La Fille mal gardée, entre muchas otras.

Asimismo se detalló que Ashton llegó a trabajar con bailarinas de la talla de Margot Fonteyn y Maude Lloyd.

En el conversatorio se destacó además el trabajo de la Fundación Frederick Ashton, que  se encarga de enriquecer el legado del artista así como sus ballets. Wallis, quien es miembro de esta entidad, señaló la importancia de preservar el legado de este bailarín para la posteridad.

"El objetivo es conservar con exactitud las coreografías de Ashton", dijo la repertorista, quien agregó que se trabaja fuertemente en la promoción del trabajo del coreógrafo a través de varias iniciativas y eventos.  "El legado de Ashton  se sigue preservando en todas las compañías que presentan sus obras, muy particularmente en el Royal Ballet", dijo Wallis, quien junto a McMeekan, durante estos días han estado acompañando al elenco de En-Avant en el proceso creativo del montaje de la obra en homenaje al coreógrafo inglés.

La Fundación que rinde tributo a Sir Frederick Ashton, fallecido en Inglaterra a los 83 años el 18 de agosto de 1988, mantiene su sede en el Royal Opera House de Londres, hogar del Royal Ballet.

Ambas bailarinas coincidieron en que la obra de Ashton fue una inspiración para sus carreras. "Sin su guia no se si lo hubiera logrado... Me siento bendecida por esta oportunidad que me dio la vida al recibir sus enseñanzas", mencionó Wallis. (I)