Cultura

Monólogo musical: Flora Martínez es Frida

Monólogo musical: Flora Martínez es Frida

Escrito e interpretado por la propia actriz, el monólogo Frida libre se convirtió en un éxito teatral en Colombia y además ha sido traducido al inglés para presentaciones en Toronto, Nueva York y Miami.

Para llevar a cabo este proyecto, Flora Martínez (Rosario tijeras, 2005) dedicó 3 años de investigar sobre la pintora mexicana, quien estuvo casada con el muralista Diego Rivera.

“El éxito, el dolor físico, el arte, el sexo y la compleja relación entre Frida y Diego Rivera trazan la trama de esta nueva obra que ofrece al espectador una reflexión profunda con perspectiva histórica acerca del perdón, la des-intelectualización del arte, el sexo, el amor, la libertad y el pensamiento político”, explica en su sitio oficial.

Antes de su llegada a Guayaquil, la actriz conversó con La Revista sobre su proceso creativo e inspiración para este monólogo musical que ya supera los 100 000 espectadores en el mundo.

¿Qué tiene de mágico y especial para ti el teatro que te hizo querer regresar a las tablas?

Para mí el teatro es magia pura. Te permite la posibilidad de sentir la presencia del público, conectar y respirar con ellos. Es emocionante comprobar al final de cada función que el arte puede mover fibras, sentimientos y sembrar un cambio en las personas.

¿Cómo nace tu admiración por Frida? ¿Por qué decides crear una obra alrededor de este personaje?

La primera obra de teatro que vi a mis 8 años fue una obra basada en Frida Kahlo y aquel mismo día decidí que quería ser actriz. He tenido siempre una gran conexión con Frida desde mi infancia. Admiro su valentía en el arte y en el amor.

¿Cómo fue el proceso de investigación y de escritura?

En el 2002, cuando se estrenó la película Frida de Salma Hayek, yo estudiaba en el Actors Conservatory de Nueva York y asistí al estreno. Desde aquel día retomé hasta hoy la investigación de su vida comprando cuanto libro he visto. El libreto es el fruto de años de investigación no solo de su vida, sino también de sus cuadros. He intentado pintarlos con tutoría de pintores profesionales para comprender en profundidad a Frida.

¿Qué puedes comentarnos sobre la producción musical de Flores para Frida? ¿Cómo te conectan también estas canciones con quien fue Frida Kahlo?

Durante la escritura del libreto descubrí que Frida tenía un listado de canciones favoritas, que las cantaba o silbada mientras pintaba, incluso a sus alumnos ella les aconsejaba cantar mientras pintaran. Las rancheras son, la mayoría de las veces, una especie de celebración del dolor.

¿Cuál dirías que es el mayor desafío actoral que tuviste que superar para lograr esta interpretación?

Entender la relación que Frida tuvo con su propia muerte desde su infancia, cuando le dio la polio.

¿De qué maneras consideras que Frida puede inspirar a los espectadores de este monólogo?

Frida amó y disfrutó cada segundo de vida. Nos invita a celebrar la vida más allá del dolor y el sufrimiento. Una de sus frases más conocidas “donde no puedas amar no te demores” resume su búsqueda. Frida nos deja un mensaje de superación al asegurar que el músculo más importante es el cerebro y que no existen obstáculos si uno los supera con la mente.

Funciones: Viernes 17 y sábado 18 de enero, 20:30. Domingo 19 de enero, 19:00. Viernes 24 y sábado 25 de enero, 20:30. Domingo 26 de enero, 19:00. Entradas: $30, $45 y $60. (E)