Cultura

'Mujer de piedra', un homenaje a las raíces campesinas desde el teatro

'Mujer de piedra', un homenaje a las raíces campesinas desde el teatro

La dura realidad de la migración campesina latinoamericana será retratada en las tablas del Teatro Demetrio Aguilera Malta, de Quito. Mañana se estrena en formato virtual el monólogo Mujer de piedra, dirigida por Carlos Quito.

La obra se inspira principalmente en la historia real de Luz María Guanoquiza, procedente de Cayambe, y quien llega a Quito con apenas 8 años, enfrentándose con la explotación laboral infantil. Es justamente esta realidad que llevó a Noemí Lainez a desarrollar una dramaturgia inspirada en su "mamá abuela", como define a Luz.

"La investigación va desde que mi abuela me contaba cómo llegó a la ciudad, ella es de Cayambe, analfabeta, pero a sus diez hijos nos dio carrera universitaria, me incluyo porque yo también me crie como su hija", indica Lainez, quien además da vida al personaje inspirado en su abuela.

"Es un homenaje a esta mujer... me llena de orgullo ser su nieta... mi mamá abuela ha luchado por darnos lo que ella dice que es la única herencia que nos puede dejar, la educación", continúa la actriz.

Es así como la obra muestra a doña Luz, una mujer que alza su voz para denunciar las políticas y ordenanzas municipales que incluso la llevan a un litigio por intento de homicidio.

Lainez cuenta que la pieza incluye el relato de otras seis mujeres que se dedican al comercio ambulante en el Centro Histórico de la capital ecuatoriana. A quienes además conoció en el tiempo que ella trabajó en las calles quiteñas contando cuentos e historias de su abuela.

En esta época conoció a doña Manuela, vendedora de helados; a doña Beatriz, vendedora de papas con librillo; a don José, cargador de encomiendas, entre otros, quienes se convirtieron en sus compañeros de almuerzo y quienes compartían sus experiencias en la ciudad.

"Hay personas que migran porque terminan perdiendo sus tierras por ordenanzas públicas, hay personas que huyeron de sus esposos, del maltrato, del alcohol y tuvieron que venir a la ciudad por huir de esa realidad", comenta la actriz, quien describe la obra como una denuncia a la precariedad con la que vive la gente del campo

"Dentro del proceso campesino en el Ecuador siempre han sido personas que no han podido tener esos derechos mínimos de vivencias...", agrega.

La puesta en escena está conformada de elementos como: estatismo, narración oral, teatro gestual y un poco de danza contemporánea, afirma. "Este es un álbum de fotos de la historia de esta mujer...".

Admiración a Tránsito Amaguaña

Lainez, quien lleva 18 años en el mundo de las artes escénicas, cuenta que la creación de la obra teatral también tiene que ver con una experiencia laboral. En el 2016 fue contratada por una productora para proponer estatuas vivientes por el Día de la Mujer en un centro comercial, en esta incluyó a personalidades femeninas de la historia de la independencia y a Tránsito Amaguaña, activista indígena.

Su proyecto fue aceptado, pero sin el personaje de Amaguaña, pues según relata, no veían con buenos ojos un personaje indígena para un centro comercial.

Lainez, testaturada y con mucha ilusión de personificar a la referente histórica, presentó su estatua de Amaguaña en el espacio de entretenimiento, a pesar de haber recibido una negativa. Pero la respuesta de los visitantes fue tan buena que en ella despertó aún más el interés por llevar al teatro una historia que muestra la problemática del campo y los indígenas.

"Para mí es muy importante, siento que es un legado de lucha, porque conocer la historia de Tránsito Amaguaña, de Dolores Cacuango, saber que mi abuela viene de allá justamente de La Chimba (comunidad de la parroquia de Olmedo, en el cantón de Cayambe)... yo siento ese legado de lucha indígena que está en mí, que es mi deber como artista el seguir luchando dentro de esta trinchera que es el teatro", señala.

"Es una responsabilidad que uno tiene como ente social, ante una lucha que se ha dado a través de toda la historia del Ecuador", añade la actriz quiteña.

-¿Por qué Mujer piedra?- Creo que esta mujer tiene que convertirse en un monumento para nuestra patria, porque queramos entender o no esto, el campesino es parte del desarrollo de una sociedad. Ha quedado totalmente demostrado en esta pandemia que sin el trabajo del campesino nosotros no sobreviviríamos", afirma Lainez, integrante de Ukumbi Teatro.

Fechas de presentación

Mujer de piedra es una de las obras que presenta el Programa de Circulación de Obras Artísticas Telón 2020, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE). Su estreno será en sala privada de Buen Plan, mañana a las 19:30. La segunda función está prevista para el siguiente viernes 17 de julio, a la misma hora.

Las entradas se encuentran a la venta en Buen Plan a un costo de $5. (I)