Cultura

Para Fernando Savater la solidaridad es una necesidad y el amor salva

Para Fernando Savater la solidaridad es una necesidad y el amor salva

La solidaridad convierte a una muchedumbre en sociedad, afirma Fernando Savater. Y es que una de las cosas que más destaca de esta pandemia es el accionar solidario que ha emergido como una necesidad para sobrevivir.

"Cualquier reflexión de la sociedad humana parte de que somos socios. La solidaridad no es solamente un gesto bondadoso, altruista que caracteriza a las buenas personas, sino que es una necesidad, osea tendríamos que ser solidarios porque simplemente no podríamos vivir", expresó al periodista de BBC Mundo Juan Carlos Pérez Salazar.

Desde San Sebastián, España, -lugar donde vivió su confinamiento- el filósofo español respondió a las inquietudes de usuarios y lectores en el que fue el primer encuentro virtual del Hay Festival y BBC Mundo, que convoca a algunas de las mentes más brillantes del momento: filósofos, premios Nobel, científicos, activistas y escritoras; para reflexionar sobre la pandemia e imaginar cómo será el mundo posteriormente.

El pensador considera que estos tiempos han hecho que la solidaridad se manifieste con mayor intensidad "sobretodo en aquellas personas que tenían que arriesgarse para poder seguir haciendo sus trabajos, sus deberes, atendiendo, curando, alimentando a los otros", manifiestó Savater, alegando que la solidaridad viene de la razón y no de un sentimiento.

De todos modos, menciona al amor como un método de salvación personal y universal. "El amor es lo que nos permite juzgar realmente a la humanidad, juzgar las cosas buenas y malas".

La entrevista exploró algunas temáticas que surgieron de los seguidores de Savater. “¿Cómo encaja la envidia en la premisa de la solidaridad? ¿Es un egoísmo inteligente?”, preguntó uno de ellos. Fue entonces cuando el español se refirió a la envidia como algo que parte del sentimiento de igualdad entre seres humanos. “Es decir es tan natural considerarnos tan semejante a los otros que por eso tenemos envidia... envidiamos cualidades o posiciones de los otros porque parece que podría ser nuestras también”, respondió.

La envidia es un mecanismo que a veces estropea la vida de las personas, hay gente que vive más preocupada de envidiar que de disfrutar. Pero por otra parte la envidia es la cualidad, el vicio si se quiere, más democrático que hay. Gracias a la envidia funciona la democracia. Es decir, los muy poderosos, los que se aprovechan de todo en gran medida, etc.. están siendo sujetos a la envidia y por lo tanto la envidia inventa mecanismos de control... De modo que la envidia es un mecanismo de igualación democrática, gracias a la envidia sospechamos de los que les va bien”, agregó.

Pero hay algo que inquieta aún más al pensador y es la crisis económica que las naciones y su pobladores enfrentan, equiparándose y a veces siperando el dolor que ha dejado el Covid-19. "No hay nada peor para la salud que no tener para comer, los que no tienen para comer tienen mucho más problema que los que tiene coronavirus", dice.

"Hay que, por supuesto, proteger la salud de las personas, pero también saber que la economía, la productividad, la relación humana laboral es imprescindible para asegurar la salud", continúa.

El autor de Ética y Política para Amador, sugiere no concentrar esfuerzos económicos para los problemas ambientales, advierte que los daños relacionados a la salud son aún más urgentes. "Yo creo que si hay que invertir el dinero con algo relacionado con la ecología, es mucho mejor invertirlo en aquellas cosas que se refieren a nuestra salud y a nuestra vida actual, que empezar a prever lo que va a ocurrir dentro de 200 años", explica, quien desea que las cosas tomen su ritmo una vez se encuentre la vacuna y la curación del virus.

"Los seres humanos llevan pasando guerras y plagas", menciona el español, como recordando el temple que tiene cada habitante, añadiendo al mismo tiempo una especie de aliento y positivismo.

Savater ha ejercido la docencia durante más de treinta años. Tiene a su haber más de cincuenta obras entre ensayos filosóficos, políticos, literarios, narraciones y teatro.

Algunos de sus libros han sido traducidos a más de veinte idiomas. Apología del sofista (1973), Escritos politeístas (1975), La filosofía como anhelo de la revolución (1976) y La piedad apasionada (1977) son algunos de los textos publicados por él. (I)

*Esta nota se basó en la entrevista que la BBC hizo a Fernando Savater el 12 de mayo de 2020.