Cultura

Personajes teatrales que curan y enseñan

Personajes teatrales que curan y enseñan

Unas hormigas se unen para ayudar a su amigo Ozono a frenar la contaminación ambiental. Una valiente princesa lucha en el planeta Leucocitos contra los monstruos. Un gato pícaro trama una triquiñuela para que su amo sea famoso y millonario.

Cada una de estas escenas son parte de distintas historias de producciones teatrales dirigidas al público familiar. La consigna social es la de formar espectadores desde temprana edad.

El director argentino Víctor Acebedo, de Ubriaco, dice que su labor tiene que ver con el rol actoral apelando a la conciencia del espectador.

El 24 de noviembre y el 1 de diciembre de 2019, a las 11:00, presenta en el Teatro Sánchez Aguilar la obra Hormigas. Una producción original con personajes que simbolizan el trabajo de la naturaleza y sus actuales daños irreversibles.

Aclara que su interés en mostrar sus obras es ir más allá, con un discurso desapegado de lo meramente pedagógico. “Los niños desde el primer año deben empezar a leer en el escenario un discurso de imágenes que les permita ir mucho más allá, para la elaboración de pensamiento abstracto”, sugiere Acebedo.

Hormigas cuenta la historia de Lila, Miguel, Carlín y La Ninfa, y otras hormigas más, que trabajan en un hormiguero. Su preocupación es el calentamiento global y el control de su producción.

“El mensaje no tiene que ver con el trabajo de los animalitos. Busca exponer las debilidades que tenemos los seres humanos con nuestras malas actitudes, en este caso representado por Frank, un egoísta y calculador”, sostiene.

Cuentos que curan y enseñan

La diseñadora quiteña María del Pilar Jaramillo, en septiembre lanzó el cuento de La Princesa Caballero y la llevó al teatro. La trama es sobre una nena que tiene cáncer y cuenta lo que vivió con actitud positiva, sin perder la esencia de niña sobre la magia, creatividad y color.

“Mi interés es que la historia trascienda a otras esferas, que tenga nuevas formas para que pueda llegar a más personas y sea una propuesta incluyente”, dice la escritora.

Al igual que Acebedo, Jaramillo ha mentalizado esta pieza para un público familiar. “Siempre he dicho que hay que trabajar temas de solidaridad, sensibilidad e inclusión. Y es hacia los adultos porque nosotros somos quienes los educamos con nuestro ejemplo”, opina.

La obra, inspirada en su experiencia al perder a su hija María Belén, fue puesta en escena por la Fundación Cecilia Rivadeneira. Entre los artistas, una nena no vidente actúa como florecilla junto a otros niños actores que la cuidan durante la obra.

En cambio, Augusto Enríquez, director de Kurombos, trabaja los clásicos de la literatura infantil en el Teatro Centro de Arte. Después de hacer Peter Pan, La Cenicienta y otros, ahora pone en escena El famoso gato con botas, el 24 de noviembre, a las 11:30. Su adaptación destaca la reflexión sobre apariencias efímeras ligadas a la fama.

“Los personajes de este cuento demuestran la forma en que no deben dejarse engañar con falsas expectativas y apariencias”, dice el exjuglar.

Su motivación en la construcción de públicos es fomentar el teatro con obras que enamoren. “Ir al teatro es una manera de formarse y de aprender, es un arte muy directo y de una comunicación cálida”, asegura el artista. (I)

personajesEl Gato con Botas estará en cartelera del Teatro Centro de Arte el 24 de noviembre, a las 11:30. Foto: Cortesía de Ubriaco y Kurombos.