Cultura

Por grupos, la Orquesta Sinfónica de Guayaquil reinició los ensayos

Por grupos, la Orquesta Sinfónica de Guayaquil reinició los ensayos

La pandemia ha sido drástica para muchos sectores, que ahora poco a poco tratan de retomar sus actividades. La programación de inicio de año fue alterada y ahora el único camino que queda es ajustar a la nueva realidad que vive el mundo, situación que también ha hecho que el director de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil (OSG), Dante Santiago Anzolini, y sus miembros se ajusten a una nueva planificación.

La OSG reinició ayer su jornada de ensayos presenciales en el Teatro Centro Cívico Eloy Alfaro. Originalmente la idea era empezar la semana pasada, pero un problema en el aire acondicionado los retrasó. Este inconveniente es solucionado por el Ministerio de Cultura y Patrimonio. El teatro previamente estuvo ocupado, alojó los respiradores, en la sala del miniteatro.

Son 84 integrantes de la Orquesta y considerando que están prohibidas las aglomeraciones, se dividieron por grupos para empezar y esto incluye para los ensayos. "De acuerdo con el protocolo que lo vamos a seguir minuciosamente no podemos comenzar todos de ninguna manera...", afirmó Anzolini.

En ese contexto, el primer grupo citado fueron los músicos de cuerdas, que se reúnen un total de 19. Pero de allí también se dividirán y trabajarán en salas más pequeñas que el escenario principal. "Es toda una estrategia muy compleja ni siquiera juntos... por la seguridad. Al día siguiente (hoy) estará otro grupo... Las medidas de seguridad tienen que ver con la distancia que pongas entre las personas, entonces hay que fijarse cuidadosamente qué se puede hacer y qué no", aseguró.

Para los ensayos habrá dos espacios, una sala grande y un camerino grande. "En el camerino grande pongo de a cinco músicos (en tiempos diferentes), cinco primero, cinco una hora después y cuatro al final", explicó.

Camerinos son usados para los ensayos de los integrantes de la OSG. Foto: Cortesía.

En el otro salón, dijo, que pondrá primero a tres músicos y luego dos músicos juntos. "Los dividí en grupos tan pequeños para que no haya riesgo...", relató.

Cada que terminen de ensayar los grupos será desinfectado el espacio, dijo el director, quien enfatizó que en ningún momento los 19 músicos estarán juntos durante el ensayo.

Anzolini comentó que debido a las medidas de seguridad no entrarán todos los 84 músicos en el escenario principal y que de acuerdo con sus cálculos máximo entrarían 34.



El mono, el conejo y el zorro son algunos de los candidatos al “Animal más bonito” en este nuevo capitulo 2/5 que te ofrece la Orquesta Sinfónica de Guayaquil, dirigida por el Maestro Dante Santiago Anzolini. Este cuento sinfónico fue compuesto por el Maestro Eduardo Manzanilla, trompetista de la OSG para su hijo Sebastián cuando Él era pequeño; lo compartimos con Ustedes previo al día del Padre. Que la situación actual no nos deje perder la esperanza. #lamusicatraeesperanza #orquestasinfonicadeguayaquil #orquesta #cuarentena #semaforoamarillo #lovolveremosavivir #dantesantiagoanzolini #musica #guayaquil #ecuador #cuentos #animales #cuentosinfonico @victhoria_pz @marilenanciani @ana.passeri @eduardomanzanillabaron @danteanzolini

Una publicación compartida por ORQUESTA SINFONICA GUAYAQUIL (@orquestasinfonicadeguayaquil) el

Asimismo, señaló que por diferentes razones debe "descartar a aquellos que no están, porque se encuentran fuera del país y en una parte de la orquesta tengo muchas madres que tienen hijos menores...".

"De una sección tengo que pasar a otra para que toquen en donde hay muchas más, cuatro o cinco madres no pueden venir, es una cuestión de humanidad, la ley las protege, pero yo no podría dejar que vengan, porque en dónde dejan a los chicos... Entonces debes estar todo el tiempo combinando muchas cosas, seremos la orquesta más grande en número del Ecuador, pero también hay que reconocer que hay muchos problemas... (La pandemia) nos tomó en Guayaquil en las vacaciones, hay gente que se fue y no pudo volver...", señaló.

Conciertos online, una opción

Los conciertos en primera instancia se prevé que sean online, esto para precautelar la seguridad tanto del público como la de los músicos. La sala principal normalmente acoge a 1400 personas. "Yo lo que estoy organizando con la dirección ejecutiva y con los técnicos es al comienzo hacerlo online. Presencial prácticamente cero o muy poca gente... Creo que eso es lo más atinado y lo más seguro para todo el mundo...", enfatizó, y agregó que es una modalidad que también están realizando las orquestas en Europa.

"Mi profesión es una de las pocas profesiones que prácticamente no se puede realizar de ninguna otra forma profesionalmente de manera presencial, no hay otra forma de hacerlo y no es muy bonito tener que hacer (online), pero es que no hay otra alternativa...", agregó.

El director comentó que durante la cuarentena dictó clases gratuitas para los miembros de la Orquesta Sinfónica Juvenil a través de Zoom, una experiencia que no se iguala a la presencial, pero por ahora, dijo, la mejor alternativa lo virtual. "Hasta el momento hay que aceptar esta realidad y continuar generando productos nosotros como músicos para el bienestar de la gente... Ahora estamos estudiando una forma de ayuda a chicos, inclusive en hospitales. Estamos buscando la forma de darles clases gratis, no presenciales sino online, a estudiantes como hago yo con mi Orquesta Juvenil...", aseguró.

Además con los integrantes de la OSG grabaron una pieza musical, cada uno desde sus casas envió el material; realizaron un proyecto con las familias de los músicos. Esto consistió en que ellos grabaran un video en sus hogares; y Star Wars Sinfónico, el público envió videos vestidos con los personajes de la saga y fueron combinados con música en vivo tocada por la OSG.

Datos

De los 84 miembros de la OSG, nueve continúan varados en el extranjero, Estados Unidos, Cuba, Venezuela, Argentina y México. "La pandemia en la Costa nos agarró en medio de las vacaciones, había gente que se fue de vacaciones y no pudo volver hasta ahora, tengo músicos afuera del país, porque no pudieron volver. Entonces estudiaban en otros países, yo les enviaba (el material)... Algunos inclusive grabaron fuera de Ecuador...", dijo Anzolini. (I)