Cultura

Segundo Bautista, el eterno padre de 'Collar de lágrimas'

Segundo Bautista, el eterno padre de 'Collar de lágrimas'
Quito -

Un tributo póstumo despidió al maestro Segundo Bautista, quien murió a la edad de 85 años, el pasado miércoles a causa de una neumonía que venía acarreando desde hace unos 15 días. Nació en diciembre de 1933 en Cotopaxi.

Varios artistas le rindieron ayer un homenaje en el ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE) e interpretaron canciones de su autoría.

Uno de ellos fue Paco Godoy, pianista y compositor ecuatoriano. La muerte de Bautista, dijo, es una pérdida para la música ecuatoriana, para el país y América. “Le decían el multifacético, el cieguito de oro, pero él se lo ganó estos membretes (...) el solo con oír ya sabía qué tonalidad de música era, esa era una cualidad”, indicó.

Godoy agregó que Bautista durante 60 años fue director y arreglista de varios cantantes ecuatorianos. Además de ser solista creó algunos dúos y tríos. Según Godoy en 1990 escribió una autobiografía a máquina de escribir a la que tuvo acceso.

Consideró a Collar de lágrimas su principal logro debido a que escribió tanto la letra como la música. Recordó que también tocaron juntos en algunas ocasiones.

Álex, uno de los cuatro hijos de Bautista, mostró su tristeza al perder a su padre, a quien, además, consideraba su amigo, pero dijo a la vez sentirse orgulloso por los logros musicales que él consiguió.

Contó que su padre le enseñó a cantar, a tocar la guitarra y que no hay barreras para conseguir lo que la persona se propone. Ese fue uno de los consejos que le dio.

Rememoró una anécdota familiar como la de jugar fútbol en un zaguán de una casa en el Centro Histórico de Quito. Bautista era el arquero.

Desde hace 9 años, Segundo Bautista era viudo. Vivía con una persona que lo cuidaba.

“Es un artista multifacético, una escuela musical para Ecuador, compositor, arreglista, cantante, ejecutor de varios instrumentos: rondador, guitarra, piano, requinto, bandolín, bajo, órgano, cantautor; el legado es eterno...”, sostuvo su hijo.

Fernando Bastidas asistió al homenaje póstumo. Dijo que varias de las canciones del artista las tiene grabadas. Destacó su inspiración y dedicación al interpretar los instrumentos musicales. Los restos mortales de Segundo Bautista reposarán en el cementerio de El Batán, en el norte de Quito. Hoy a mediodía el cortejo fúnebre saldrá desde la CCE. (I)