Cultura

Una mirada desde lo invisible del abuso sexual infantil en monólogo virtual

Una mirada desde lo invisible del abuso sexual infantil en monólogo virtual

¿Qué papel juega la resiliencia tras sufrir un abuso sexual en la etapa infantil? Es justamente esta temática la que se aborda en Mirando desde lo invisible, obra que la Casa de la Cultura Ecuatoriana presenta en el marco de su programa Telón 2020.

La dramaturgia creada por Paulina Sánchez Égüez y Carlina Derks, en el 2018, presenta a una mujer adulta, que tras encontrar el vestido preferido que usaba de niña, se traslada a sus recuerdos, aquellos que marcaron su infancia de dolor.

La actuación está a cargo de Sánchez, quien explica que el nombre de la obra es a propósito de la realidad que abraza los abusos sexuales infantiles en el país. “Hay muchos factores que impiden que este tema sea visibilizado, ya sea el miedo, la vergüenza, el encubrir a alguien, hay mucho silencio alrededor del tema”, señala la artista.

El monólogo atraviesa por un factor testimonial que la actriz vivió en su infancia, además incluye la política social, que tiene que ver con las leyes de Ecuador, el accionar de los ministerios y las cifras. Todo esto complementado con la ficción, en el que incorpora al personaje de la Tía Alpiurpi, quien aporta fortaleza y sanación a la historia. “Ella es un poco la curandera desde la tradición andina.

Ella tiene la misión en la obra de traer la resiliencia (...). Este factor es muy importante porque mucho se habla de abuso sexual, desde la parte legal, se habla de cifras, pero muy poco se habla de lo importante que es tener un camino hacia la resiliencia de cada persona que ha vivido abuso, y a veces este asunto de la vergüenza, del esconder, es el que hace que la gente reprima mucho y no busque ese espacio hacia poder liberarse y sanar de alguna manera sus vivencias”, explica Sánchez.

La obra aborda otras voces testimoniales como la de su tía bisabuela Felisa Égüez, poetisa bolivarense, quien es representada a través de una estatua; o la figura de una maestra que oculta los delitos de violación, acoso y abuso en las aulas.

El monólogo se estrena mañana a las 17:30 y se transmitirá en directo desde el Teatro Demetrio Aguilera Malta, de Quito, a través de la plataforma de streaming de Buen Plan, por donde además se comercializan las entradas a un costo de $5. Su segunda función será el próximo el 14 de agosto, a la misma hora. (I)