Deportes

Cristhian Noboa: ¿No podemos opinar porque somos futbolistas?

Cristhian Noboa: ¿No podemos opinar porque somos futbolistas?

Los recientes videos en los que Cristhian Noboa aparece cuestionando severamente a las autoridades de Ecuador en el marco de la crisis por la pandemia de coronavirus provocaron un estallido de juicios a favor y en contra en redes sociales. Las reacciones generaron, a su vez, una inmediata explicación del volante de 35 años del PFC Sochi, de la Russian Premier Liga, quien aseguró que sus dichos estaban destinados a un grupo de exfuncionarios que el martes pasado fueron sentenciados por la justicia ecuatoriana a ocho años de prisión por delitos contra el Estado. En contacto con EL UNIVERSO, desde la ciudad rusa de Sochi, el Zar tricolor se justificó y afirmó que su voluntad es de bien para con las personas más vulnerables.

¿Fue un descargo de ira lo suyo en la transmisión de Instagram? ¿Cuán abierta es su apreciación?

Todos saben muy bien que esto no es de ahora (la situación del país). Desde hace muchos años yo digo que hay que cambiar; quizás pasé por un detonante. Me tomé unas copas (de alcohol) de más. Lo que trataba de cuestionar era por qué nosotros (futbolistas), que somos pateadores de pelota, no debemos hablar, no sabemos de política, no tenemos que decir nada; (pero) somos los primeros a los que piden ayuda (en crisis). Entonces, mi forma de reaccionar mal fue decir ‘yo no tengo que mandar nada (a Ecuador), quien lo tiene que hacer es el Gobierno, este debe tener previsto todo para este tipo de catástrofes’. Sé que la pandemia es global, así como que muchísimos futbolistas han ayudado con un sinnúmero de mascarillas, dinero, tanques de oxígeno y un montón de cosas. Era eso: decir ‘yo soy el primero de la fila, voy a ayudar siempre lo que más pueda, y lo he hecho por muchos años’.

¿A quiénes señalaba al expresar que está ‘harto’ de lo que ve en Guayaquil y hablar de ‘gente de odio’ y ‘gente que no apoya’?

Decía que ya es hora para gente (gobernante) joven e inteligente, gente que está preparada y sabe lo que es el día a día, por ejemplo, en el campo de la tecnología. Hay un sinnúmero de personas (jóvenes) preparadas y listas para gobernar el país, pero ellos no tienen espacio porque siguen los de arriba (altos funcionarios). Por fin se dio esto de que a un grupo y su jefe los sentenciaron a ocho años de prisión en Ecuador (cohecho agravado, caso Sobornos 2012-2016).

En Ecuador, (las autoridades) dan una orden (estado de cuarentena) y hay gente que se la toma a broma; salen de sus casas y no se dan cuenta de que juegan con la vida de los demás. En Rusia no funciona así. Cristhian Noboa, futbolista tricolor

¿Tiene problema con mencionar el nombre de las personas a las que hace referencia?

Es mejor omitirlo. Yo me refería (en el Instagram Live) a cierto grupo, no a otro (individuo) que está en otra parte del mundo. Los que restan todavía (en la cúpula del Gobierno) siguen manejando; a ellos me refiero. Y son quienes tienen en esta situación al país y tendrían que ir saliendo (de cargos).

¿Sugiere que hay todavía tentáculos putrefactos enraizados al sistema del Gobierno actual?

Exactamente. Son los anteriores (funcionarios) los que han provocado este problema (crisis). Quienes están ahora tratan de resolverlo como pueden y no tienen la real culpa. La culpa mayor es de los que estaban años atrás.

¿De qué manera usted ha colaborado para paliar la situación actual del país?

Con tanques de oxígeno, por el momento. He aportado a tres fundaciones para repartir alimentos. En este momento lo que más puedo hacer es dar dinero. Yo no puedo ir a Ecuador, aunque me encantaría ir a Guayaquil a ayudar, pero no puedo salir de Rusia porque no hay aviones que vayan y vuelvan. Cuando ocurrió el terremoto (2016) yo estaba jugando el torneo acá; gracias a Dios tuve a mi hermano como compañía y me ayudó a gestionar mi colaboración enviando con camiones lo que más podía a los afectados. Siempre lo he hecho (ayudar en crisis) y sin ninguna mala cara, y no me gusta hacerlo público. Llevo igualmente unos siete u ocho años con una fundación con niños con cáncer.

¿Su situación también es estresante, de momentos de ansiedad y temor?

Vivo una angustia en conjunto porque mi novia también tiene a sus bebés allá (en Ecuador) y no alcanzamos a traerlos. Todos tenemos familia allá, entonces cuando escuchamos lo que nos cuentan de lo que sucede nos angustiamos mucho. Muchos dirán que tengo una casa grande y dinero, pero yo no me angustio por mí, me angustio por mi familia, por los nuestros. También tengo familiares que se levantan a las 06:00 a comprar en los supermercados. (D)