Deportes

El Chino Gómez y Alfaro Moreno, calidad hasta para bromear

El Chino Gómez y Alfaro Moreno, calidad hasta para bromear

Es uno de los jugadores que hizo historia en Barcelona: Luis Gómez, mejor conocido como el Chino. Dicen que su sangre es amarilla. Es nuestro primer invitado en una columna que aparecerá semanalmente en EXTRA.

Gómez, al igual que varios exdeportistas, contarán sus experiencias sobre su recorrido por el fútbol, el camerino que vivieron y sobre todo esas anécdotas que nunca las podrán olvidar. Se vendrán invitados de diferentes colores de camiseta y de varias disciplinas.

El Chino en su primera columna nos lleva a la Noche Amarilla. (JR)

La ‘bromita’ al técnico elegante

Año 1996. Noche Amarilla. 19:00. El profesor nos dio la charla técnica en la oficina de videos, creo que por un tema que aún no firmaba su renovación con el club. La sala en mención era una oficina de no más de 3x3 metros. Estábamos realmente apretados.

Yo estaba sentado casi encima de uno de los históricos del equipo (11), en plena charla técnica, mientras el míster decía la táctica de pelota detenida tanto a favor como en contra, vimos a tiro de nuestras manos el saco y la corbata del profesor, nos sonreímos cómplices y agarramos la corbata.

La empezamos a hacer nudo entre los dos. La apretamos tanto que quedó del porte de una pelota de tenis. Y mientras atentos fingíamos asentir las indicaciones del DT, casi llorábamos de risa en plena conversación técnica.

Después vino el calentamiento y la parafernalia de presentaciones de los jugadores en el Monumental. Ya en el partido, cuando mirábamos al banco de suplentes por alguna instrucción del ‘profe’, extrañamente el entrenador dirigía sin corbata.