Deportes

Emelec, cada vez más cerca del fin de una era

Emelec, cada vez más cerca del fin de una era

Cinco derrotas en once juegos como local encaminan a Emelec hacia su peor temporada en once años –por primera vez con Nassib Neme en la presidencia del club– e igualan un desfavorable registro con el que los eléctricos no contaban sino desde hace 17 campañas.

Fuera de los puestos de clasificación a los playoffs de la LigaPro, el equipo que entrena el español Ismael Rescalvo (10.°) no puede perder dos partidos más en el campeonato –de acuerdo con proyecciones matemáticas– o quedará marginado de la etapa definitoria, lo que significaría a la vez finalizar fuera del podio ecuatoriano, algo que ocurrió por última ocasión en el 2008.

Aquello implicaría además poner fin a una constante de diez temporadas en la que el club guayaquileño se alzó con cuatro títulos nacionales y consiguió cinco subcampeonatos y un tercer lugar. Encima, terminaría una racha de una decena de participaciones consecutivas en la Copa Libertadores de América.

Esa fatal posibilidad la ignora el entrenador de los millonarios, para quien “queda mucho” puntaje por disputarse en la campaña regular.

Lo que me emputa, lo que me jode es cuando se trabajan situaciones (en los entrenamientos de los eléctricos) que consideramos que el jugador debe saber, las sabe y (aun así) comete el error. Ismael Rescalvo, entrenador de Emelec

“No creo que sea así (que Emelec haya resignado parte de sus opciones por avanzar a la postemporada). Quedan 24 puntos (en disputa, ocho juegos), queda mucho. Mientras sigamos en pelea, vamos a pelear. Quedan los puntos suficientes para depender de nosotros mismos”, dijo Rescalvo tras la reciente caída en el estadio Capwell frente a Independiente del Valle (1-3).

Para encontrar un desempeño tan bajo de Emelec en su casa hay que remontarse al 2002, cuando –si bien el club eléctrico logró el título en el último minuto del torneo con una chilena de Augusto Poroso ante Aucas– los millonarios cayeron cinco veces en el Capwell a lo largo del año, pero en un total de 23 partidos.

Aquella temporada, incluyendo las dos etapas del campeonato, en el reducto azul celebraron Barcelona (0-1), Deportivo Quito (0-2), Deportivo Cuenca (1-2), Olmedo (1-3) y El Nacional (0-1). Ninguno sucedió en la liguilla final.

Con cada vez menos margen de error, Rescalvo cree saber dónde está la causa del pobre rendimiento millonario, puesto en evidencia frente a los negriazules, el domingo.

“Son situaciones que en el planteamiento hablamos (con los jugadores). Y me molesta eso. Me molesta porque son cosas que hemos trabajado, que hemos visualizado en video, que hemos hablado con los jugadores de forma individual. Y nos pasó (lo que no debía pasar). Si nos ocurriese algo en el campo que no hayamos trabajado, el responsable sería yo; pero cuando se trabajan situaciones que consideramos que el jugador debe saber, las sabe y comete el error, es lo que me emputa, lo que me jode (...), lo que me hierve la sangre”, exteriorizó el estratega.

Dentro de los ocho juegos que le restan, Emelec enfrentará a cuatro rivales que a la fecha se ubican por encima en la clasificación: Macará, Liga de Quito, Barcelona y Universidad Católica de Quito. (D)