Deportes

Exjugador del Real Madrid vive como un rey en la 'ciudad del pecado'

Exjugador del Real Madrid vive como un rey en la 'ciudad del pecado'

Cuando Thomas Gravesen, exjugador del Everton y Real Madrid, colgó las botas a la edad de 33 años, ni el mismo se podía imaginar la jubilación que se esperaba. Después de llevar alejado de los terrenos de juego 15 años, el internacional danés conocido por su famosa ‘Gravesinha’ o por su pelea con Robinho, tal y como desvela ‘Sun’ en un reportaje, disfruta de un retiro dorado en Las Vegas, la ciudad del pecado, donde lleva una vida de auténtico lujo, según Diario AS de España.

Éxito como empresario

A pesar de su fama de ‘loco’ el jugador danés invirtió con cabeza su dinero ganado en los distintos equipos para los que jugó, reportándole dichas inversiones más de 100 millones de euros (más de $111 millones) que le permiten vivir rodeado de lujo en la ‘Ciudad del Pecado’.

Además, el danés gracias a su éxito empresarial vive en una exclusiva mansión valorada en 6 millones de euros en la urbanización privada de Canyon Fairways, en la que curiosamente es vecino de actores Nicolas Cage o deportistas como las leyendas del tenis Andre Agassi y Steffi Graf.

Allí el jugador se puede relajarse jugando al golf y vivir alejado del foco mediático, ya que la urbanización donde vive tiene de todo. Además, para hacernos una idea de la exclusividad de su lugar de residencia, todas las personas que habitan en su misma zona deben abonar al año cerca de 100.000 euros ($111.000) para pagar la comunidad.

Kamila Persse, su nueva novia

Gravesen no disfruta solo de su enorme fortuna en la ciudad norteamericana, sino que lo hace junto a su novia, la modelo checa Kamila Parse.

Ahora, se puede ver al exfutbolista del Real Madrid feliz junto a su nueva novia alardeando de su amor por la ciudad de los casinos, donde también disfruta jugando al póker, otra de sus grandes pasiones.

Pasión por los coches de lujo

Con la riqueza que ha ganado el exinternacional danés y su lujoso estilo de vida no podían faltar tampoco los coches de lujo. El medio inglés también ha afirmado que se puede ver a Gravesen conduciendo por las calles de Las Vegas con un Mercedes-Benz SLR McLaren.

El coche en cuestión está valorado en más de 400000 euros y solo se fabricaron 2157 unidades hechas cada una de ellas a la medida del comprador. Además, el coche es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 334 kilómetros por hora. (D)