Deportes

Fútbol en la altura: ¿cuál es la mejor estrategia?

Fútbol en la altura: ¿cuál es la mejor estrategia?

Unos creen en los días de aclimatación. Otros, en jugar ‘de una’ para combatir los síntomas. Es que jugar fútbol en ciudades de altura sigue siendo un asunto a tener en cuenta si un equipo no quiere verse en desventaja ante su rival.

La rapidez con la cual corre el balón y los efectos fisiológicos en los futbolistas (náuseas, cefaleas y dificultad respiratoria) son algunos ‘males’ que todo director técnico quiere evitar en sus dirigidos.

Cuando la selección ecuatoriana tenía que recibir a una selección del llano, era común que estas primero entrenen en Guayaquil y solo horas antes del partido viajen a Quito. Lo mismo sucedía cuando clubes de la Sierra jugaban torneos internacionales.

Sin embargo, en 2016, Brasil entrenó durante cuatro días en Quito para jugar ante la Tri, ante el asombro de todos. Aquel partido, válido por las Eliminatorias al Mundial de 2018, fue ganado por la ‘Canarinha’ por un contundente 0-3.

Una estrategia parecida es la que pondrá en práctica Boca Juniors, cuando visite a Liga de Quito este miércoles 21 de agosto por Copa Libertadores. El plantel ‘xeneize’ arribó este lunes a la capital para tratar de acostumbrarse a los 2.800 metros de altura.

El técnico Gustavo Alfaro dijo que se asesoró con preparadores físicos y con gente con ‘experiencia en la altura’. Sin embargo, esta tesis tiene reparos

“Si Boca viene tres días a Quito, pierde fácil”, opinó Marcelo Trobbiani, exfutbolista y actual técnico, en diálogo con la cadena Fox Sports. “En los peores días que yo jugué en la altura son el cuarto y el quinto. El primero no es tanto, el segundo ya es más, el tercero es muy malo, el cuarto y el quinto es más malo todavía, y de ahí en adelante comienzan a ser mejores”, agregó.

Fútbol en la altura: ¿cuál es la mejor estrategia?
En el Estadio Rodrigo Paz Liga recibirá a Boca Juniors este miércoles. (Archivo)

“Creo que si Boca hace eso, se mata. Tiene que ir a Guayaquil y luego tomar el avión y llegar tres horas antes del partido”, sugirió el exjugador de Barcelona SC.

Por su parte, el preparador físico Rubens Valenzuela recomienda en su blog que se necesita una semana de adaptación por cada mil metros de ascenso o, de lo contrario, ir, jugar y volverse para que los efectos aparezcan recién sobre el final del partido.

“La mejor recomendación a la hora de jugar en la altura será, por lo tanto, realizar entrenamientos de alta intensidad de resistencia, con el propósito de incrementar el VO2 máx. (valor máximo consumo de oxígeno). Y, como los efectos de la altura tardan al menos entre 6 y 12 horas en aparecer, nunca es mala elección planear el viaje en función del horario del partido”, dijo Valenzuela, quien laboró en el Ídolo entre 2015 y 2019.

Sin embargo, aclara que “la aclimatación es un fenómeno único para cada persona, y que se vive de manera distinta en función de la experiencia, el nivel de entrenamiento y el trabajo previo realizado a nivel del mar”.