Deportes

Juan Cazares puede ser acusado de un delito contra la salud pública, dicen autoridades de Brasil

Juan Cazares puede ser acusado de un delito contra la salud pública, dicen autoridades de Brasil

El ecuatoriano Juan Cazares, mediocampista del Atlético Mineiro, no deja de crearse problemas en Brasil. Hace dos semanas incumplió la orden de cuarentena a causa de la pandemia del coronavirus y sin permiso del club ni de las autoridades jugó fútbol con sus amigos en un barrio. El lunes se descubrió que el tricolor organizó una fiesta en su casa, antes de conocer que dio positivo en la prueba de COVID-19 que le hizo su club.

Por ser reincidente en ese tipo de actos durante la emergencia sanitaria, la Fiscalía brasileña multará a Cazares con 130 000 reales ($24 500). El municipio de Lago Santa tiene un decreto que prohíbe este tipo de aglomeración, incluso en condominios cerrados.

Pero ahora la situación del polémico jugador se podría agravar si es acusado de cometer “delitos contra la salud pública, con base en el artículo número 268 do Código Penal”, informó ayer el rotativo Jornal Estado de Minas.

En la noticia se detalla: “La Policía Civil instituirá un procedimiento de investigación contra el jugador del Atlético de Cazares, que celebró fiestas en su casa durante el periodo de cuarentena debido a la pandemia de COVID-19. Según el delegado Flávio Rabello Teymeny, del distrito de Lagoa Santa, el deportista puede ser acusado de un delito contra la salud pública si hay pruebas suficientes”. Agrega Rabello que el ecuatoriano “ya recibió una multa administrativa del ayuntamiento. Y este procedimiento de investigación penal se basará en el propio Código Penal en el capítulo sobre delitos contra la salud pública. El capítulo 268 establece una sentencia en prisión que oscila entre un mes y un año”.

De considerar que hay los elementos necesarios la justicia de Brasil podría acusar a Cazares de “infringir la determinación del Gobierno para prevenir la introducción o propagación de una enfermedad contagiosa”.

Jornal Estado de Minas añade que “Cazares fue denunciado por vecinos después de organizar una fiesta el fin de semana del 24 y 25 de mayo”.

Se señala que “el Municipio de Lagoa Santa adoptó medidas severas para quienes rompen el aislamiento social con el fin de prevenir la transmisión del nuevo coronavirus y, desde abril, castiga a quienes promueven o participan en fiestas, barbacoas u otros eventos con aglomeraciones”.

Asintomático, el ecuatoriano de 28 años fue retirado del entrenamiento del Atlético el domingo anterior tras dar positivo por coronavirus. (D)