Deportes

'La generación de la Sub-20, en camino de tomar la posta de la Selección absoluta de Ecuador', dice Robin Pico

'La generación de la Sub-20, en camino de tomar la posta de la Selección absoluta de Ecuador', dice Robin Pico

Robin Pico (47 años) se caracteriza por ser frontal. En su época de arquero en Aucas, en el 2002, ya mostraba esa actitud en su discurso. En la actualidad se expresa de él mismo como una persona leal, muy noble, “muy de corazón”; paralelamente, el preparador de arqueros de la Selección juvenil dice que es un tipo que corrige y está atento al mínimo detalle. Así se condujo para cambiar la mentalidad de sus pupilos, Moisés Ramírez, Pierre Bellolio, Johan Lara y John Camacho, y convencerlos de que podían hacer historia enel Sudamericano de Chile y en el Mundial de Polonia.

¿Cómo y por qué se dio su incorporación al equipo del técnico Jorge Célico?

El acercamiento fue por medio de Patricio Lara (el asistente técnico de Célico). Me dijeron que tenía que viajar a Guayaquil inmediatamente. Hubo un acercamiento, diálogo y más que todo el compromiso, desde hoy y hasta siempre, porque me caracterizo por ser una persona leal, muy noble, muy de corazón. Estoy agradecido y siento que soy un bendecido por estar en este cuerpo técnico de Ecuador.

¿Usted creyó que trabajando con ellos podía ser campeón del Sudamericano de Chile?

Nosotros tenemos una idea muy clara y un convencimiento total, absoluto. No titubeamos. Ahora se lograron cosas importantes, históricas, y ojalá que no haya memorias frágiles, que no se olviden tan rápido. Pedimos que haya un poco de humildad, de tranquilidad de aceptar las cosas, pero también ser conscientes de que esto no termina acá. Tenemos que seguir haciendo docencia y seguir trabajando, pero pregonando el trabajo de profesionalismo, de categoría, porque si no lo hacemos no sirve de nada.

¿O sea, al Mundial de Polonia fueron seguros de poder jugar siete partidos?

Nosotros fuimos con la mentalidad de ganar la Copa del Mundo. En parte yo creo que se lo logró (tercer puesto), porque mucha gente habla hoy de un Ecuador diferente. Nosotros dimos otra imagen no solo afuera, sino dentro del campo. Hicimos algo que no es muy común. La gente al final nos terminó aceptando. A medida que fuimos jugando, creo que ya vio la identidad, comenzó a ver nuestros conceptos futbolísticos y los dones con los que hemos sido bendecidos. El tercer puesto no es lo que queríamos.

¿Los polacos no confiaban en esta selección?

Al principio eran fríos; nosotros éramos resistidos, pero después fue increíble verlos con las camisetas de Ecuador aplaudiendo y diciendo: “¡Viva Ecuador!”. Es lindo dejar huellas en otro país.

  • Robin del arco y la familia

¿Considera que los chicos de la sub-20 deberían tomar la posta en la Selección absoluta?

Creo que están encaminados de buena manera. Nosotros vamos a insistir en hacer docencia, en que hay que ser humildes. Ya pasó el Sudamericano y el Mundial; para nosotros eso ya tiene que quedar atrás. Tenemos que trascender y buscar otras cosas, no quedarnos vegetando y con esa manera conformista de no pensar en grande.

  • Con Los Héroes del Mundial, EL UNIVERSO entra al mundo de los podcasts

¿A los porteros de la Tri les ‘inyectó’ su ADN?

El tema de arqueros no es fácil, se suman un montón de mínimos detalles y yo soy una persona que corrige y está atento al mínimo detalle. Esas cosas influyeron mucho en los chicos. Me gané la confianza, les demostré que soy sincero y más que todo les pregoné que hay que cambiar la mentalidad y convencerse de que son los mejores. Siempre les dije que conmigo es a muerte, no a medias tintas; o sea, hay que entregar la vida si es necesario por esta camiseta y no por cosas materiales.

¿Cómo manejan el aspecto emocional de los arqueros considerados suplentes?

Esto es una familia. Acá el titular sabe muy bien que tiene dos compañeros más que están haciendo el esfuerzo necesario para lograr estar de primero; y el segundo y el tercero tampoco es que deben esperar a que el titular se lesione o falle.

¿Con Ramírez aplicó un trabajo más exigente?

Siempre le decía: “No quiero gol ni de penal”. Eso ya marcaba una pauta que le decía a él “este tipo me está exigiendo al máximo”. Una vez le dije: “Algún día vas a encontrar tu límite y lo vas a sobrepasar”. También le dije: “Te voy a exigir siempre y te voy a pedir más, y ahora es el momento”. Es una bendición que haya atajado un penal en un momento decisivo del Mundial para lograr lo que hicimos. (D)

Estos chicos (de la Tricolor sub-20) nos han dado muchas cosas. Ellos saben por qué están acá y para qué están acá. Ellos ya cambiaron de chip; tienen una identidad que muy difícil se les va a borrar

Gene Robin Pico, preparador de arqueros de la Selección juvenil.