Deportes

La historia de Luis Estupiñán, el chico que rompió en llanto tras quedarse con el bronce en el Mundial Sub-20

La historia de Luis Estupiñán, el chico que rompió en llanto tras quedarse con el bronce en el Mundial Sub-20

Ecuador se metía en el podio mundial luego de vencer con un tanto de Richard Mina (103m) a Italia, tomándose la revancha de la fase de grupos cuando la 'Azzurra' derrotó a la Tricolor por el mismo marcador.

Pero, mientras en el gramado del Estadio Municipal de la ciudad de Gdynia un gran porcentaje de jugadores y cuerpo técnico del combinado nacional celebraban eufóricos el bronce mundial; uno de ellos rompió en llanto mientras observaba su medalla sentado en un rincón de la tarima.

Se trata de Luis Estupiñán, jugador que pertence al Mushuc Runa de Ambato, y que luego tuvo que ser consolado por Jorge Célico, quien con un abrazo paternal; le mostró todo su apoyo y orgullo por haber llegado tan lejos en la cita mundialista.

No obstante, la historia de Estupiñán va mucho más allá de haber conseguido algo histórico para el país. El extremo de 20 años perdió a su hermana mayor hace ocho años y desde ese entonces "pienso en ella y le dedico mis triunfos", comentó en una entrevista para Diario La Hora.

A pesar de no haber sido parte de los 23 seleccionados que se coronaron campeones del Sudamericano Sub-20, Célico puso sus ojos en él gracias a sus buenas actuaciones con Mushuc Runa.

El esmeraldeño inició su carrera en Guayaquil a los 11 años, donde se probó como arquero. Pero fue cuando integró la Academia Alfaro Moreno que cambió su posición dentro del campo.

Ahora él, como todos los que integraron la delegación ecuatoriana en Polonia, tendrán un espacio imborrable en la historia del deporte ecuatoriano. (D)