Deportes

'Ley del Deporte que rige entregó todo el poder al Gobierno', dice Jaime Ruiz, presidente de Concentración Deportiva de Pichincha

'Ley del Deporte que rige entregó todo el poder al Gobierno', dice Jaime Ruiz, presidente de Concentración Deportiva de Pichincha
Quito -

Regular la actividad deportiva en el país con nuevo marco legal persigue Concentración Deportiva de Pichincha (CDP), que con el apoyo de varios sectores presentó ante la Asamblea Nacional un proyecto de Ley del Deporte que busca, según su presidente Jaime Ruiz, autonomía deportiva y la recuperación de fuentes de financiamiento, sin dependencia estatal.

¿Cuál es el origen de esta propuesta presentada?

La Ley vigente (2010) tiene falencias graves de inconstitucionalidad. La organización deportiva está debilitada, llena de problema y juicios, y eso responde a una Ley que tuvo un sesgo estatizador. Entregó todo el poder al Gobierno con una política gubernamental de coyuntura que intervino a federaciones y puso su gente en cargos, privilegiando temas políticos frente a una política de Estado a largo plazo.

¿Cómo se estructuró esta nueva propuesta de Ley?

Decidimos empujar un proyecto que en la Asamblea ya existía con Sebastián Palacios, un exdeportista (bicicrós); en ese proyecto trabaja también un grupo parlamentario. Analizamos ese proyecto y vimos una debilidad porque parecía que los mismos asesores de la Ley vigente estaban ahora recogiendo pedazos con los que se iba tejiendo un proyecto que nos pareció inadecuado.

¿Qué buscará esta reforma?

En la nueva Ley del Deporte debe haber una estructura que llegue a satisfacer las aspiraciones de todos los organismos del deporte. Desde el olimpismo, con su rigurosidad de la Carta Olímpica y su necesidad de adaptarse a una legislación interna, hasta el problema de los clubes, asociaciones provinciales, deporte profesional, adaptado y todo lo que involucra a los actores del deporte ecuatoriano.

¿Quiénes intervinieron para estructurar este proyecto?

Trabajamos con varias organizaciones, exdirigentes, entrenadores, directores técnicos y metodológicos de algunas federaciones. Gente con mucha experiencia como Sabino Hernández y Saúl Vásquez.

¿Cuáles son los ejes?

El proyecto del Team Pichincha busca la recuperación y fortalecimiento de la autonomía deportiva y un cogobierno. Otros puntos son la masificación deportiva, también la recuperación de fuentes de financiamiento para no depender del Estado en esos aspectos.

¿Definir un ente rector?

Eso sería vital para nosotros. Hubo un Ministerio del Deporte, sin embargo, se le quitó esa condición para bajarlo a Secretaría. Queremos, con esta Ley, cambiar eso de manejar siendo juez y parte todo el esquema organizativo, administrativo, de control, y valoración de lo que implica el deporte ecuatoriano.

¿Cómo es el manejo actual?

Todo se maneja divorciado de las verdaderas necesidades técnicas y organizativas, porque el Estado dice ‘hacemos Juegos Nacionales en tal año y en cierta categoría’, pero porque le conviene hacerlo. Por ejemplo, en Azuay lo hacen allá, pero eso no responde a necesidades técnicas, sino a una visión social.

¿Cómo se trataría el eje del financiamiento del deporte?

Buscamos que se incorpore al deporte como el sector que debe tener rentas propias, como antes fue el 5 % de llamadas telefónicas, dinero que entraba al Consejo Nacional del Deporte. Luego se repartía a los organismos deportivos, con auditoría de Contraloría, y esa era una fuente importante de ingresos. Colombia y Brasil copiaron eso y ascendieron, pero nosotros lo quitamos. Es una rentabilidad que nos daría sustento.

En términos deportivos, ¿qué representa recuperar ingresos?

Es abrir una ventana para recuperar una fuente de financiamiento permanente porque si no tenemos eso, el deporte volverá a pasar por épocas difíciles. Se acabarán los chicos que han brillado en los últimos juegos y un deportista no se hace de la noche a la mañana; se hace en seis u ocho años, con un proceso formativo para llegar al alto rendimiento.

¿Sería reiniciar un proceso?

Y hay que hacerlo, lamentablemente, porque casi está en cero esa base y para eso sirve esta Ley, para reiniciar un proceso de masificación, un proceso de caza de talentos. Es algo que en otros países se ha dado.

¿Cuál ha sido el camino seguido por este proyecto?

La propuesta está en el Consejo de Administración Legislativa. Esperamos se remita a la Comisión de Salud para que analice este proyecto, porque también están revisando otros, con eso se puede pasar a debate.

¿Qué referencias tiene de los otros proyectos?

Palacios armó el suyo, que fue insumo del que maneja la Comisión de Salud, pero hay otros tres proyectos más. La Comisión ha hecho uno solo y ese es el que están discutiendo ahora.

¿Team Pichincha trabajó con esta Comisión?

Nos reunimos, recogieron dos de nuestros planteamientos, pero el resto mantuvieron. Por eso decidimos elaborar un nuevo proyecto, con criterios técnicos. Armamos un proyecto que discutimos con varios sectores y creemos que es una propuesta más equilibrada.

De varios sectores llegaron críticas a este tipo de reformas. ¿Cómo se ha socializado el proyecto del Team Pichincha?

Las críticas han sido bien fundadas porque se habla de lo que ha hecho la Ley anterior. De nuestra parte, hemos entregado este proyecto de Ley a las instituciones deportivas, nos hemos reunido, y queremos seguir exponiendo esto, pero la situación actual ha incidido también. (D)