Deportes

Manabí quiere ya a su primer campeón

Manabí quiere ya a su primer campeón

En dos años es nuevamente Delfín el club que hace tener sueños de fútbol a la afición de Manabí. No pudo ser en el 2017, pero el protagonismo basado en un trabajo dirigencial serio, en una conducción técnica acertada y en el desempeño de una plantilla con calidad y garra y que ha tenido triunfos dentro y fuera del estadio Jocay podría terminar hoy con una larga espera cuando los cetáceos midan a Liga de Quito, en la final de vuelta del campeonato ecuatoriano, en Manta.

Ya en el pasado el aguerrido Manta Sport Club, en 1979, y la brillante e inolvidable Liga de Portoviejo, en 1982, rondaron la gloria, pero en ambos casos se debieron conformar con terceros lugares (ubicaciones que en la actualidad los habrían clasificado a la Copa Libertadores de América). Delfín fue subcampeón en el 2017 y en el 2019 quiere más que un subtítulo.

Hace 40 años el Manta subió a la serie A, en la segunda etapa (junto al Aucas, para ocupar las plazas de El Nacional y Bonita Banana. Los descensos se daban al final de cada una de las dos fases), y deshizo pronósticos adversos al clasificar sorpresivamente a la liguilla del certamen de 1979, junto con Emelec, Universidad Católica, Técnico Universitario, Liga (Q) y Deportivo Cuenca.

Ernesto Guerra dirigía a un plantel en el que destacaban Orly Zapatón Klínger, José Valencia, Ramón Márquez, Edilfo Chacal Nazareno, Roque Valencia, Juaneco García, Jimmy Sión, José Carita Ballesteros, los seleccionados paraguayos Apolinar Paniagua y José Domingo Insfrán, y el golero argentino Mario Chapulín Quiroga.

El Manta remató tercero, detrás de camaratas y eléctricos (campeones). “Por delante queda un gran compromiso para el conjunto: superar la incursión pasada”, decía en enero de 1980 este Diario sobre lo hecho por ese club manabita en 1979. Nunca repitió un desempeño como aquel.

portoviejo, de lujo

El otro hito del balompié profesional de Manabí lo marcó hace 37 años Liga (P) cuando “llegó más allá de lo que sus hinchas y dirigentes esperaban. Ha sido un momento emocionante en su trayectoria futbolística, porque estuvo acariciando muy cerca la Copa Libertadores”, comentó EL UNIVERSO.

Subió de la serie B para encarar el torneo de 1982 y formó un plantel de lujo liderado por el talentoso argentino Mariano Biondi. Lo secundaban sus compatriotas Arístides Rodríguez, Omar Marchese y los nacionales Homero Mendoza, Carlos Gorozabel, Gabriel Cantos, Zapatón Klínger, Jesús Memín Ortiz y Lorenzo Klínger.

Los universitarios se metieron en la liguilla y estuvieron a minutos de ir a la Copa. Para lograrlo debían doblegar a Barcelona en el Modelo, el 19 de diciembre de 1982. Liga (P) tomó ventaja a través de Lorenzo Klínger, igualó Juan Madruñero con gol olímpico y luego se puso 1-2 con tanto en contra de Carlos Ortiz. A los 48 minutos, el juez argentino Jorge Vigliano suspendió el emotivo duelo porque la lluvia impedía que el balón rodara con normalidad.

Se reanudó el lunes. Empató Flavio Perlaza con un disparo con comba, y el brasileño Alcides, de penal, hizo el 3-2 que frustró el sueño de Liga.

versión 2017

Delfín disfrutó del mejor arranque del torneo para una escuadra manaba en la historia: 21 fechas invicto en la primera etapa del 2017 (recién perdió en la jornada 22, cuando ya había asegurado el primer lugar con varias jornadas de anticipación). Así obtuvo el boleto a la Libertadores y la etiqueta de favorito para ganar el título.

En la segunda fase fue tercero y disputó finales con Emelec, que acabó con la ilusión cetácea al ganar en la ida y la vuelta (4-2, 2-0), pero Delfín, pese a ser subcampeón, entró en la historia. (D)

84

puntos en 44 fechas

En las dos etapas del torneo 2017 el Delfín hizo ese puntaje. En las finales contra Emelec ya no pudo ganar. Cayó 4-2 en el Capwell y 2-0 en el Jocay. Fue subcampeón nacional.