Deportes

Máximo Tenorio: "Dannes Coronel fue un gran amigo y estamos sintiendo mucho su muerte"

Máximo Tenorio:

“Dannes (Coronel) siempre salía con algo (una ocurrencia divertida). Una vez, en Paraguay, compró mortadela para llevar a Ecuador. La gente le decía: ‘¿No hay mortadela allá?’. La respuesta de Dannes fue: ‘Sí hay, pero esta mortadela es extranjera’. Y como esas hay más anécdotas”, contó desde Estados Unidos Máximo Tenorio, quien hizo una pausa en su tristeza para recordar con una sonrisa a su compañero de Emelec y la Tri, fallecido el martes pasado por un infarto.

En una charla con El Canal del Fútbol, Tenorio, que con Coronel, Iván Hurtado y Luis Capurro integró una de las defensas más sensacionales en la historia de Emelec, relató además: “Una vez vinimos a Nueva York para jugar un amistoso y Dannes pagó algo que compró con un billete de $50 y aclaró que el vuelto lo quería también en dólares, porque pensaba que se lo iban a dar en sucres. Cosas como esas tenía”.

Pero Tenorio no pudo eludir más el dolor por el deceso del zaguero con el que dio vueltas olímpicas en 1993 y 1994 en Emelec. “Dannes fue un gran amigo, una gran persona y estamos sintiendo mucho su muerte”, dijo el esmeraldeño.

Coronel era velado en su natal Naranjal (Guayas), en la calle Monseñor Gilberto Guzmán, número 1, y su sepelio será este jueves, a las 12:00, informó la familia del jugador en un comunicado que ha publicado en la red social Facebook.

La noticia del deceso del exmarcador de punta, de 47 años, fue retomada en varios medios de comunicación internacionales, como el diario Sport, de Barcelona. “Dannes tuvo complicaciones de salud en su casa y en el trayecto a un centro médico murió, precisaron fuentes de su familia en la localidad de Naranjal, cerca de Guayaquil, donde residía”, dijo el periódico catalán.

Según la agencia EFE, “sus amigos también lamentaron el fallecimiento del exfutbolista, que tras su retiro de las canchas en el 2005 se dedicó a labores comerciales y agrícolas en una finca de su propiedad en el cantón Naranjal”.

Sport agrega que el “Patucho Coronel, como también le decían al rápido y contundente defensa derecho, tuvo una gran trayectoria futbolística” y “mostró siempre su afinidad por Emelec, con el que debutó en 1991, y fue ahí cuando fue observado por el seleccionador montenegrino Dusan Draskovic, que lo llevó a la Selección, en la que fue considerado por algún tiempo una pieza inamovible por la prensa especializada” de su país.

En una de las últimas entrevistas que Coronel dio dijo: “Ojalá pronto aparezca un defensa derecho para Emelec con esas ganas, chispa, ímpetu y entrega por los colores del equipo (eran sus características), que junto a sus compañeros tenga la predisposición para salir a asfixiar siempre al rival y preocuparse por ser vistoso en el juego del equipo”.

Con la camiseta de Ecuador, el Matagigantes Coronel (llamado así tras un partido eliminatorio contra Brasil, rumbo al Mundial 1994, enloqueció a Branco, que no lo pudo detener durante toda la noche en el estadio Monumental. Fue 0-0, pero el tricolor estuvo brillante) jugó 27 partidos y su debut con la Selección se produjo en 1992 en un compromiso amistoso frente a Guatemala.

Semifinales de la Copa Libertadores en 1995 con Emelec, Coronel también disputó con la Tri las eliminatorias al Mundial de Francia 1998; y la Copa América de 1993, 1995 y 1999. Ganó la Copa Corea en 1995.

“He perdido a mi hermano del alma, a mi compañero de inicios, a mi Patucho como lo llamaba. Es duro todo esto. Ahora solo queda pedirle fortaleza a Dios para su familia”, comentó un conmovido Bam Bam Hurtado, uno de los muchos exfutbolistas consternados por la repentina muerte de Coronel, hecho que también sacudió a entrenadores y directivos eléctricos.

Aunque azul siempre, Barcelona también sintió suyo al Matagigantes. En sus redes, el club amarillo expresó “sus más sinceras condolencias a familiares y amigos de Dannes Coronel Campoverde, jugador de nuestro club (2004)”. Y su Emelec dijo, por la misma vía, “los que conformamos esta institución enviamos nuestras condolencias a sus familiares y amigos por esta irreparable pérdida. Paz en su tumba”. (D)