Deportes

McGregor propinó un puñetazo a un anciano por no aceptar un shot de whisky

McGregor propinó un puñetazo a un anciano por no aceptar un shot de whisky
Conor McGregor vuelve a estar señalado por sus actos fuera del octógono después de que hayan visto la luz unas imágenes del puñetazo que el luchador le propinó a un hombre mayor el pasado 6 de abril en el pub The Marble Arch de Dublín. El suceso se produjo cuando la víctima rechazó una bebida gratis por parte del irlandés, que no dudó en responder con un golpe con su puño izquierdo para sorpresa de los presentes.
El portal estadounidense TMZ ha mostrado las imágenes en exclusiva a la vez que asegura que Conor quiso tener el detalle de brindar un vaso de su whiskey Proper No. Twelve a todas las personas que estaban en el bar. Sin embargo, los problemas comenzaron después de que el golpeado rechazara hasta en dos ocasiones la invitación de McGregor.
En la misma información establecen que por el momento se desconoce sin intercambiaron palabras antes de los hechos, pero en el vídeo se aprecia que la víctima no se esperaba el golpe propinado por el luchador, que fue rápidamente agarrado por algunos de los presentes y sacado del pub. El hombre denunció los hechos a la policía y se abrió una investigación, pero tampoco se puede determinar si sigue activa o si terminó sin consecuencias.
Ya en las mismas fechas Irish Mirror citó a varias fuentes que señalaban al irlandés como el culpable de semejante escena. "McGregor estaba montando un espectáculo en el pub y a un hombre no le gustó y fue a hablar con él", declaró una de las fuentes. "Hubo un poco de escándalo. McGregor estaba actuando con un mick (palabra ofensiva en la jerga del país que significa 'irlandés de mierda') y hubo un incidente. En ese momento no había mucha gente en el bar y había bebida de por medio", aseguró otro testigo.
Conor McGregor suma así un nuevo episodio polémico a su trayectoria, pues el pasado año ya fue protagonista de un incidente en el que lanzó una carretilla contra el autobús con compañeros de la UFC a bordo y en otra ocasión lanzó contra el suelo el móvil de un ciudadano que le estaba grabando.