Deportes

Richard Carapaz sufrió una caída, pero continuó en la etapa 15 del Tour de Francia que ganó Tadej Pogacar

Richard Carapaz sufrió una caída, pero continuó en la etapa 15 del Tour de Francia que ganó Tadej Pogacar

El ciclista ecuatoriano Richard Carapaz sufrió una caída en el pelotón, en la jornada de este domingo 13 de septiembre del 2020 en el Tour de Francia. A pesar de aquello, el carchense se levantó, cambió de bicicleta y continuó en la etapa 15 que fue ganada por el esloveno Tadej Pogacar, del UAE Team Emirates.

Pogacar se impuso en el recorrido de 174.5 kilómetros con un tiempo de cuatro horas, 34 minutos y 13 segundos (4:34:13). Su escolta fue Richie Porte (Trek-Segafredo), a cinco segundos, y tercero el colombiano Miguel Ángel López (Astana) a ocho segundos. 

Por su parte, 'La Locomotora del Carchi' llegó en el casillero 61, en una jornada que tampoco fue favorable para su compañero del Team Ineos, el colombiano Egan Bernal que bajó al casillero 13 de la clasificación general. Carapaz también perdió tiempo y se ubica en el puesto 16, a 32 minutos y 55' segundos del líder. A pesar de esta dura jornada para el ecuatoriano, que se cayó a 124 km para la meta, su actuación sigue siendo destacada entre los mejores ciclistas del mundo.

En la general, el esloveno Primoz Roglic, del Jumbo -Visma, se mantiene con el amarillo de líder con un tiempo total de 65:37:07 horas.  Pogacar es segundo a 40 segundos y ahora el tercero es el colombiano Rigoberto Urán, del Education First, a 1:34 minutos. 

"@RichardCarapazM tiene una pequeña caída en el pelotón, pero después de un cambio de bicicleta puede continuar y volver", publicó el Team Ineos en su cuenta de Twitter @INEOSGrenadiers. 

"Caída ahora de Richard Carapaz pero se levantó, siguió y ya entró de nuevo al pelotón. Fuerza Locomotora. Arrancó muy mal el día para Latinoamérica. De ahora en adelante que se vengan solo buenas noticias", publicó a su vez el periodista Mario Sábato en su cuenta Twitter. 

El lunes 14 de septiembre del 2020, el pelotón disfrutará de la segunda jornada de descanso, en la que se realizarán nuevos test de detección del covid-19, antes de afrontar las tres etapas alpinas y la cronoescalada decisiva en la jornada previa a la llegada de la carrera a París el próximo domingo 20 de septiembre.

Bernal perdió más de siete minutos y sale del Top10.
El vigente ganador del Tour fue uno de los principales damnificados de la jornada, la primera en los Alpes, en la que su compatriota Nairo Quintana, que también aspiraba al podio, perdió 3:50 con respecto al dúo esloveno y cae de la cuarta a la novena posición de la general, a 5:08 del líder.

En la pelea por el podio en París se mantienen otros dos colombianos, Rigoberto Urán y Miguel Ángel 'Supermán' López, que ahora son tercero y cuarto de la general tras cruzar la meta en el grupo cabecero.

Urán tercero en la general 
Urán entró a 18 segundos del vencedor de la etapa y se coloca tercero en la general provisional, a 1:34 de Roglic, que ahora aventaja a Pogacar en 40 segundos y tiene más cerca vestir de amarillo en París.

Por detrás de Urán se coloca en la general 'Supermán' López, a 1:45 del líder (y sólo 11 de su compatriota) y Adam Yates completa el Top 5 (a 2:03) .

Landa es 7º de la general (a 2:16) y Mas 8º (3:15) y se mantienen en la pelea por el podio.

Nairo Quintana cae a la novena posición de la general (a 5:08 del esloveno) y Bernal cedió 7:20 y sale del Top 10 (es 13º a 8:25)

Ritmo infernal del Jumbo-Visma
Los escapados fueron engullidos uno a uno por el pelotón de los favoritos (formado por apenas 35 unidades) y los últimos fugados supervivientes, Gogl y Rolland, fueron cazados en las primeras rampas del Grand Colombier, un escenario reservado a los grandes protagonistas de este Tour.

Los primeros damnificados del ritmo infernal impuesto por el Jumbo-Visma fueron Quintana y Bernal, que cedieron terreno al grupo de favoritos cuando quedaban aún más de 13 km para la cima, que se conviertieron en un suplicio.

Solo el británco Adam Yates (7º en la salida) trató de atacar al líder, pero el ritmo del Jumbo-Visma hacía imposible cualquier intento, hasta que el propio Roglic atacó a 600 metros de la meta.

Y como ocurrió en Laruns, en la novena etapa, al esloveno solo le pudo ganar en el esprint su compatriota Pogacar.