Deportes

Ronaldinho pasó su 40 cumpleaños solo en una cárcel de Paraguay

Ronaldinho pasó su 40 cumpleaños solo en una cárcel de Paraguay
Asunción -

En la soledad de su celda en un cuartel de policía en Asunción, Ronaldinho celebró su 40 cumpleaños este sábado 21 de marzo, sin visitas, en medio de una cuarentena estricta que dispuso el gobierno de Paraguay por la pandemia del​ nuevo coronavirus​, que cobró una vida el viernes en el país.

"¡Felicidades Xará! (tocayo) ¡Que superes esta difícil etapa de tu vida con la misma alegría de siempre! #Ronaldinho40 @ronaldinho", le felicitó desde su cuenta en Instagram el Fenómeno Ronaldo, su excompañero en la selección brasileña campeona del mundo en Corea del Sur y Japón 2002.

Mundialmente conocido como uno de los mayores talentos de la historia del fútbol, el exjugador del FC Barcelona, París Saint-Germain y AC Milán, entre otros, cenó en la noche del viernes dorado a la parrilla, un apreciado pez de agua dulce que abunda en los grandes ríos que se entrecruzan caudalosos en Paraguay, confió una fuente del presidio a la AFP.

Dinho permaneció recluido en su celda de la Agrupación Especializada de la Policía, al menos hasta el mediodía, comentó la fuente.

Su improvisado lugar de reclusión es una oficina contigua a la guardia del cuartel. Los futbolistas agremiados del Paraguay le arrimaron una cama y un aire acondicionado para un pasar más placentero en medio de su difícil situación.

Días atrás, entregó un trofeo al equipo de reclusos que ganó el torneo de verano de futsal, y se fotografió con ellos.

"Algunos medios de prensa mintieron al decir que Ronaldinho también jugó", comentó Rogelio Delgado, titular de la agremiación, un exdefensa de Olimpia, campeón de la Copa Libertadores en 1979 y de la Copa América ese mismo año.

Delgado considera injusta su detención, que ya sobrepasó 15 días. "El podría seguir tranquilamente su proceso desde fuera de la prisión. Yo le creo cuando dice que vino para un evento benéfico y que le obsequiaron los documentos paraguayos con los que ingresó al país (el miércoles 4 de marzo)", comentó el sindicalista.

La clave: una empresaria prófuga

Para Delgado la clave del embrollo es la empresaria que promovió su presencia en Paraguay, Dalia López, que fungía de titular de la fundación humanitaria Fraternidad Angelical, de promoción de niños indigentes.

La mujer, de la que todos hablan de sus fuertes conexiones políticas, es la única que sigue prófuga a pesar de una orden de captura internacional que pesa sobre ella.

Con Ronaldinho son 16 los aprehendidos por el affaire rodeado de un manto de misterio todavía difícil de desentrañar.

El exastro brasileño y su hermano Roberto fueron acusados de uso de documentos paraguayos adulterados. Sus abogados intentaron tres veces librarlo de la prisión pero la justicia local alegó "peligro de fuga".

"Lo vimos un poco triste, como metido en sí mismo, poco dispuesto a conversar. Evidentemente está cada vez más afectado por lo que le está pasando", observó Delgado.

En el allanamiento a una residencia de la empresaria López, la Policía incautó miles de pelotas con la foto de Ronaldinho, preparadas para ser obsequiadas con su presencia a niños de barrios pobres de la capital paraguaya.

Además de la obra benéfica, tenía programado lanzar un libro biográfico (Genio en la Vida) e inaugurar el casino de un empresario brasileño.

El coronavirus acentúa la soledad

Ahora, la campaña de prevención contra el coronavirus profundizó su soledad al prohibirse las visitas carcelarias.

"El futbolista feliz", como lo describieron en un libro en 2006, exhibe una tenue sonrisa a los reclusos -unos 25 "presos especiales"- y policías que lo saludan cada día en el cuartel preguntándole solícitos si le falta algo.

"Hicimos saber a sus abogados que ponemos a su disposición nuestras propiedades si necesitan de más garantías para que salga en libertad", dijo Delgado.

"No se entiende por qué tiene que estar tanto tiempo preso", protestó.

El día de su cumpleaños número 40 le recomendaron permanecer en su celda y que evite todo contacto externo, un rigor indeseado para uno de los futbolistas más famosos del mundo que de la cúspide terminó en prisión. (D)