Deportes

Un socio pone en jaque los negocios de Barcelona SC

Un socio pone en jaque los negocios de Barcelona SC

“Desde el primer momento se sabrá todo lo que pasa en Barcelona, todos los contratos que se firmen, todos los convenios que se hagan”, ofrecía en campaña José Francisco Cevallos en el 2015. Cuatro años después, a poco de culminar su periodo, un socio lleva al presidente del club ante la justicia para que entregue, con soportes, toda la información que prometió en época electoral.

Cevallos tendrá que acudir este lunes (10:00) a un juzgado en Yaguachi, donde fue aceptada una acción de protección planteada por el socio Hernán Villón Onofre, a través de su abogado, Benigno Ortiz Valdez, quien solicitó información financiera enumerados en 17 requerimientos, que incluyen contratos de jugadores, del evento Noche Amarilla y de las figuras que han traído (Ronaldinho, Kaká y Pirlo), así como los aportes de todos los auspiciantes que ha tenido el club en esta administración.

Todos los puntos fueron aceptados por la jueza Piedad Villacís, quien acogió la petición del socio señalando que la negativa del club a entregar los documentos atenta contra dos derechos: el de acceso a la información y el derecho a la seguridad jurídica.

Estos se ven amenazados, dice la providencia, al demostrar documentadamente el demandante que Cevallos no ha proporcionado la información que viene solicitando desde hace tres meses.

Por eso la jueza dictó medidas cautelares y ordenó a Cevallos entregar la documentación que Villón Onofre dice haber pedido luego de la Asamblea de Socios de marzo pasado, cuando la rendición de cuentas no convenció a una mayoría que no aprobó ni el informe financiero ni el de gestión de la directiva.

La titular del despacho es Kerly Alvarado Vargas, quien ya regresó de sus vacaciones y continuará el trámite desde el lunes, día en que las partes deben asistir a una audiencia para ejercer su derecho a la defensa. El desacato a una acción constitucional se castiga con cárcel y destitución del cargo, amenaza legal que en su momento vivió en la Ecuafútbol Carlos Villacís, cuando una acción legal similar lo obligó a entregar información a una veeduría del Consejo de Participación Ciudadana que investigaba el caso de adulteración de documentos de jugadores que se hacían pasar por juveniles y no lo eran, conocido como ‘niños con bigote’.

Cuentas y Alfaro Moreno, en la mira

Entre la información que Cevallos debe entregar hay dos que aluden directamente a sus vicepresidentes, el financiero Juan Alfredo Cuentas y el ya renunciado Carlos Alfaro Moreno, que se encargaba del área deportiva.

En concreto, en el requerimiento 13 se pide “copia certificada del contrato con Alfiegrass (ALFI S. A.) en la que se incluirán todos los soportes, como actas del Directorio aprobando la contratación”.

ALFI S. A. es gerenciada por Cuentas y el presidente de la compañía, Roberto Carlos Delgado Montaño, aparece en la lista de acreedores particulares a la que Barcelona ha acudido en busca de préstamos.

Cevallos no se ha pronunciado. Pero en una entrevista concedida en marzo pasado a este Diario explicó: “Hemos tenido que recurrir a préstamos de gente cercana, porque así nomás quién te va a prestar 50, 100, 200.000 dólares de un rato a otro para salir de las urgencias... garantías de Barcelona en este momento no hay, pues, por todos estos temas que perjudican la imagen institucional”. Aún así, afirmó, 18 millones de dólares es el presupuesto de ingresos que proyecta Barcelona para este 2019 ($ 9 millones por mercadeo), ya calculando el dinero que no entró debido a la eliminación de la Copa Libertadores.

  • Los prestamistas han socorrido a Barcelona, dice Cevallos

Saber cómo se pagaron esos préstamos es otro de los requerimientos que llegan ahora por la vía judicial. “Mientras se hagan las cosas bien, sin ser nocivos y sirvan para salir de urgencias, no hay nada de malo”, dijo Cevallos, y el gerente del club explicó en marzo que por “estrategia de negocio” no revelaban las tasas de intereses, pero reconoció que sí varían en función del monto y el plazo.

Respecto de Alfaro Moreno, el demandante quiere saber qué negociación hicieron Barcelona y su academia y pide copia del acta del Directorio donde se aprobó la participación de dos marcas. (D)