Economía

Área protegida del Yasuní crece en 300 hectáreas

Área protegida del Yasuní crece en 300 hectáreas

El Gobierno busca aumentar la producción petrolera. Quiere pasar de 545.000 barriles diarios a 600.000 hasta fines de año.
Para ello necesita explotar de inmediato el campo Ishpingo del Parque Nacional Yasuní, en la Amazonía.

El Ejecutivo aseguró que las operaciones petroleras se harán en un espacio de 24,76 hectáreas, afuera de la zona de amortiguamiento del área intangible del parque, en donde hay presencia de pueblos no contactados.

Como parte de la compensación por el uso de ese espacio, la cartera del Ambiente firmará en los próximos días un acuerdo ministerial para aumentar el área del Yasuní (1’022.736 ha) en alrededor de 300 hectáreas.

La explotación de crudo será realizada con dos plataformas (A y B), pero su implementación depende de la emisión de dos licencias ambientales por parte del Ministerio del Ambiente.

El proceso deberá cumplir con los requisitos técnico-legales que fueron establecidos en la Declaratoria de Interés Nacional para la explotación de los Bloques 31 y 43.

Su emisión también depende de que el presidente de la República, Lenín Moreno, emita el reglamento del Código Orgánico Ambiental.

Según Carlos Pérez, ministro de Energía y Recursos Naturales No Renovables, lo hará vía decreto Ejecutivo durante la próxima semana.

Durante un encuentro con empresarios del sector petrolero este miércoles 8 de mayo en Quito, recordó que el ministro del Ambiente, Marcelo Mata, le prometió las dos licencias hasta el 19 de mayo.

“No sé cuándo saldrán las licencias porque al momento se realizan estudios, observaciones, contestaciones y visitas de campo”, apuntó Mata.

¿Qué tendrá el reglamento?

Ese reglamento fue trabajado por varios ministerios, entre ellos la cartera de Agricultura, Ambiente, Hidrocarburos y Economía.

Según las autoridades de Gobierno, ese documento será la herramienta de trabajo para las empresas del sector minero, petrolero, ambiental, entre otras.

“Pondrá las reglas claras para el desarrollo de la industria en el país, incluida las extractivistas, de hidrocarburos y mineras, pero también tiene elementos sobre la construcción de hidroeléctricas”, resaltó el titular del Ambiente.

Una de las reglas será la emisión de licencias. Para el Ejecutivo no todas las actividades requieren de este permiso. El 80% de industrias del país necesita una autorización (registro ambiental) y eso se lo hará por internet.

En ese sentido, la implementación de la tecnología para la simplificación de trámites también será establecida en el nuevo reglamento. Además, en ese documento se establecerán reglas claras para el control y la sostenibilidad ambiental y social.

Así como los requisitos sobre cuándo y dónde se pueden concretar consultas populares. “La idea es que no se abuse de este derecho”, dijo Pérez, en su diálogo con los empresarios.

Proyección por el petróleo

El Ministro señaló que el país tiene reservas de petróleo por arriba de los 4.900 millones de barriles, sin embargo, un informe de British Petroleum, señala que esa cantidad es mayor y asciende a los 8.000 millones.

En ese sentido, el Ejecutivo seguirá con su política de atraer la inversión privada nacional y extranjera para  producir más crudo.
Además, el Ejecutivo prevé una leve recuperación de los precios del oro negro. Proyectó que este año y en 2020, el costo del barril oscilará entre los $ 60 y $ 70.

Esas cifras superan el precio del barril de $ 50,05 que fue establecido para este año en el Presupuesto General del Estado (PGE). Según Pérez, eso mejorará el ingreso de recursos a las arcas del Estado. (I)