Economía

¿Es posible combinar el ahorro y la sostenibilidad?

¿Es posible combinar el ahorro y la sostenibilidad?

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) define como Economía Verde aquella que resulta del "mejoramiento del bienestar humano e igualdad social, mientras que se reducen significativamente los riesgos medioambientales y la escasez ecológica".

Estas metas deben llevar a los ciudadanos a tomar decisiones diarias que sean amigables con el medio ambiente y reducir, en la medida de lo posible, aquellas acciones que impacten o incrementen los efectos del cambio climático.

Por ejemplo, un ecuatoriano consume en promedio hasta un 40% más de agua que el promedio de la región, incidiendo en el agotamiento de este recurso en menor tiempo y a la vez incrementando los niveles de contaminación de las fuentes hídricas.

Si bien la sostenibilidad no ocurre de un momento a otro, pues es un proceso que implica hábitos, con simples actos podemos no solo proteger al medio ambiente sino también ahorrar.

Bruno Quichimbo, especialista ambiental de Banco ProCredit, explicó que el ámbito financiero y la sostenibilidad son puntos que se pueden vincular fácilmente.

Uno de los tips es "preguntarnos si lo que vamos a comprar es realmente necesario" o solo es el efecto del marketing y la publicidad el que nos invade hoy en día.

El experto recomienda adquirir productos que generen el menor impacto ambiental y/o social, para ello podemos guiarnos en las etiquetas con certificaciones que avalen una producción o manejo sostenible con las mejores prácticas.

En el caso de electrodomésticos, se puede escoger aquellos con etiqueta de eficiencia energética tipo A que ahorran hasta un 20% frente al tipo B. Además, dar mantenimiento a estos artefactos para extender su vida útil.

Apagar las luces al salir de una habitación y desconectar los electrodomésticos que no estén en uso son otros hábitos que deberíamos adoptar en nuestro diario vivir.

Otra acción es sustituir los focos tradicionales por LED, que son de bajo consumo energético.

Quichimbo también recomienda planificar un menú semanal, para comprar anticipadamente lo necesario y evitar el desperdicio de comida. De igual forma evitar el uso de platos desechables.

Otro hábito es clasificar los desechos en casa y motivar a la comunidad cercana a hacerlo.

Ahorro en combustible para autos

El combustible para autos contamina el ambiente por su proceso de producción. Se puede generar un ahorro importante si se disminuye el uso del vehículo o, a su vez, si se siguen pequeños trucos fáciles de practicar.

Por ejemplo, mantener los neumáticos con la presión correcta y el filtro de aire en buen estado, hace que el vehículo consuma la cantidad de gasolina adecuada y no se exceda en su uso.

Si lo que se busca es evitar el uso de un vehículo automotor, se puede coordinar con vecinos, compañeros de trabajo o familiares para utilizar un solo automotor y compartirlo. También se puede optar por el uso de bicicletas si las distancias a recorrer son cortas.

El ahorro de agua y su importancia

Según datos de la Secretaría del Agua y del Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC), un ecuatoriano promedio consume 249 litros de agua al día, 40% más que el promedio de la región.

Asumir hábitos fáciles de poner en práctica y también difundirlos en el círculo social hará que el consumo de agua disminuya. Así, cerrar los grifos durante el lavado de platos, cepillado de dientes y duchas de baño mientras no se use el agua, ayudará mucho.

También aprovechar al máximo el lavavajillas y la lavadora hará que el consumo de los litros de agua que se suministran para el uso de estos electrodomésticos no se desperdicie en el lavado de un par de platos o de una prenda de vestir.

Con solo seguir estas sencillas prácticas se puede conseguir un ahorro de agua y también de la planilla mensual. Si generalmente se cancelaba un promedio mensual de $20 por este insumo, el ahorro puede llegar a representar unos $8 menos por mes.

¿Ahorrar en la oficina?

Las prácticas ambientales no solo se pueden seguir dentro de casa, pues en la oficina también es posible ahorrar. Esto es especialmente importante si se toma en cuenta que es en este sitio en el que más horas al día permanecemos.

Quichimbo explica que el uso responsable del papel puede ser un inicio para ahorrar siendo sostenible. También apagar las computadoras cuando no se usen, al igual que impresoras, copiadoras, scanners y demás aparatos de oficina.

Si bien es cierto el ambiente de oficina debe ser iluminado y confortable para trabajar adecuadamente, esto no quiere decir que todas las luces y lámparas deben estar encendidas. (I)