Economía

Gobierno plantea vender antenas de CNT para poder recibir crédito internacional

Gobierno plantea vender antenas de CNT para poder recibir crédito internacional

El pasado 14 de enero el presidente Lenín Moreno anunció que Ecuador firmó un acuerdo con la Corporación de Desarrollo Financiero de Estados Unidos (DFC, por sus siglas en inglés) con el cual el país recibirá un crédito de hasta 3.500 millones de dólares.

Desde el Gobierno se ha anunciado que este préstamo tiene una tasa de interés del 2,48 % anual, tiene un plazo de ocho años y los recursos provendrán de la DFC (2.800 millones) y de la banca privada internacional (700 millones).

Sin embargo, el convenio plantea vender activos del Estado, como las antenas de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT); concesionar proyectos petroleros, como el campo Sacha, en Orellana; o delegar la administración de la Refinería de Esmeraldas, una acción que se terminaría de concretar el 23 de abril de este año.

Solo así se iría desembolsando el dinero que, según el régimen, servirá para "refinenciar la deuda externa y reactivar el sector productivo".

"Las grandes empresas petroleras no se pueden vender, las grandes empresas eléctricas no se pueden ni se van a vender, sin embargo si podemos vender las torres de CNT, ese dinero nos puede servir para enfocarnos en lo que tenemos que enfocarnos", señaló el secretario General de Gabinete, Juan Sebastián Roldán, quien participó en la firma del acuerdo en Estados Unidos.

Además de Roldán, en la negociación estuvieron el ministro de Economía y Finanzas, Mauricio Pozo; el director Ejecutivo de la DFC, Adam Boehler; la embajadora de Ecuador en Estados Unidos, Ivonne Baki; y desde Ecuador, conectados vía telemática, participaron el presidente Moreno y la secretaria General de Comunicación de la Presidencia, Caridad Vela.

- "Empeñar los activos del Estado demuestra una situación debilitada" -

El economista Andrés Albuja señaló a Ecuavisa que la falta de recursos en el fisco llevó al Gobierno a firmar este convenio que, a su criterio, es una especie de garantía que otorga Ecuador.

"Es un tema muy sutil pero que hay que manejarlo con un lenguaje adecuado. No cabe la venta. Empeñar los activos del Estado ya demuestra una situación debilitada de las finanzas públicas del país... que nos estamos deshaciendo de los patrimonios del Estado", manifestó Albuja.

Mientras que, Oswaldo Landázuri, analista económico, insiste en que el régimen tiene que ser transparante en el proceso de negociación. "Si algo nos dejó de lección América Latina con las privatizaciones es ser transparentes en estos procesos", indicó Landázuri.