Economía

Oferta de vivienda crece, pero la demanda baja

Oferta de vivienda crece, pero la demanda baja

Los proyectos residenciales nuevos en Quito, Guayaquil y Ambato crecieron en el primer semestre de este año en comparación al mismo período del año anterior.

En ese periodo de 2018 se presentaron en la capital, 111 proyectos nuevos; en el mismo de 2019, hay 155.

El año anterior hubo siete proyectos nuevos en Guayaquil. En 2019 hay 26. Y en Ambato hubo 16 en 2018 y este año, 20.

Así lo indica el estudio inmobiliario Market Watch, entidad dedicada al análisis de mercado, sobre el primer semestre de 2019 en seis ciudades del país.

Según el documento, la situación no fue igual en Cuenca y Machala. Ahí decreció la oferta el 54,84% y 25%, respectivamente.

En Manta, la oferta se mantuvo en 10 proyectos nuevos cada año.

Sumados los proyectos rezagados de años anteriores y los nuevos, la oferta inmobiliaria total aumentó este semestre en Quito, Guayaquil, Manta y Ambato en comparación a 2018.

Según Germán Carvajal, de la División Inmobiliaria de Market Watch, la oferta aumentó este año porque los constructores pensaron que la demanda sería igual a la de 2018, pero no fue así.

El analista explica que las compras se frenaron a causa de la situación económica y por la incertidumbre sobre el futuro político del país.

Pero, sobre todo, los compradores bajaron por un suceso normal que ocurre en el sector. Carvajal asegura que la demanda crece cada dos o tres años y vuelve a bajar. En 2017 ya hubo un boom en ventas, así que esa demanda ya está satisfecha. Se debe esperar un tiempo para que haya nuevos compradores.

Explica que en 2017 se vendieron en la capital, 7.500 viviendas; en  2018 disminuyó a 6.800 y en lo que va de 2019 las ventas bajaron el 40%.

Según Joan Proaño, representante de Constructores Positivos, en el primer semestre de 2019 las reservas de vivienda se redujeron el 13,2% a nivel nacional en comparación al mismo período de 2018. Solo en Quito bajaron el 25,9%.

El decrecimiento de estas se dio principalmente en las viviendas menores a $ 70.000; en ese rango decrecieron alrededor de 30%.

Proaño considera que esto ocurre por el estancamiento económico del país. Pero que con las medidas del Gobierno para incentivar préstamos se reactivará poco a poco el sector constructor.

Disponibilidad de viviendas y precio del metro cuadrado
En las seis urbes analizadas,  las casas y departamentos disponibles a precios menores a $ 70.000 y mayores a $ 150.001 (hasta $ 300.000) disminuyeron este año.

Mientras que la disponibilidad de viviendas en un rango de precio de entre $ 70.001 y $ 150.000 creció.

“Cuando hay efectos económicos recesivos los sectores medios son los más afectados y ellos buscan viviendas entre $ 70.000 y $ 200.000”, comenta Carvajal.

Esta es la razón, a su criterio, de por qué hay más disponibilidad de viviendas en ese rango de precios: la gente no compra.

En cuanto al costo del metro cuadrado (m²), también hubo ciertas variaciones en comparación a 2018.

En Quito, el precio del m² bajó; pasó de $ 1.271 el año anterior a $ 1.256 este año.

Mientras que en Guayaquil subió de $ 1.286 a $ 1.316. Lo mismo sucedió en Cuenca, en donde pasó de $ 966 en 2018 a $ 988 este año.

Estos precios son en promedio, pues en algunos sectores el m² llega a costar hasta $ 2.500.

Según Carvajal, por la sobreoferta en Quito, que viene rezagada desde 2017, el valor disminuyó.

El 50% de los proyectos que se oferta  en la capital ya están terminados y no se venden. De ahí, dice el analista, varias constructoras bajaron los precios del m² construido hasta el 25%.

Este semestre, las constructoras invirtieron en la capital $ 947’794.631 en proyectos que están en planos, obra muerta, acabados y terminados. Este monto significa el 9,46% más que el año pasado.

En Guayaquil, hay una inversión de $ 773’231.731, el 21,13% más en comparación con 2018.

En Cuenca, Ambato y Machala las constructoras disminuyeron su inversión este año el 19,89%, 13,06% y 5,65% en cada urbe con respecto a 2018. (I)