Economía

Países petroleros debaten recorte a la oferta de crudo

Países petroleros debaten recorte a la oferta de crudo

Posiciones económicas, pero también políticas, marcarán la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) este 6 de diciembre en Viena.

Para prevenir un desplome del precio internacional del barril de crudo, similar al ocurrido entre 2014 y 2016, la organización busca un acuerdo para que sus miembros recorten la producción.

El presidente de la OPEP, Suhail bin Mohamed Faraj al Mazuei, se manifestó ayer “optimista” sobre la posibilidad de reducir la oferta de petróleo.

Además, Arabia Saudita y Rusia, los dos mayores exportadores de petróleo del mundo y líderes del grupo OPEP+, han acordado prolongar su cooperación y apoyar el ajuste.

Así lo confirmó el presidente ruso, Vladímir Putin, el sábado en Argentina. “No hemos coordinado los niveles de producción, pero trabajaremos en ello con Arabia Saudita”, dijo.

Sin embargo, esta nación está en una situación difícil. Tras defender al líder saudí Bin Salmán frente a las denuncias de que habría ordenado el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, el presidente estadounidense, Donald Trump, le pidió que haga lo posible para que los costos bajen aún más en los próximos meses.

Trump, además, ya ha exhortado desde septiembre a la OPEP a que reduzca más sus precios.

Bill Farren-Price, director de la firma canadiense RS Energy Group, explicó a EFE, que si Arabia Saudita defiende un recorte y precios más altos, arriesga un deterioro de su relación con EE.UU. Mientras que si mantiene el alto nivel de sus suministros, la cotización del barril puede caer a niveles “fiscalmente insostenibles”.

Implicaciones para Ecuador

La reunión de la OPEP se da en un contexto en que el Ejecutivo analiza las observaciones que la Asamblea Nacional hizo a la proforma presupuestaria para 2019 y una de ellas fue la estimación optimista del precio del crudo.

Para el analista José Orellana, si la OPEP no concreta el ajuste de la producción mundial, el precio del barril disminuiría a niveles alrededor de los $ 50, precio debajo de los $ 58,29 estimados por el Gobierno ecuatoriano.
Por el contrario, un corte de la oferta de crudo, posición que Ecuador defenderá en Viena, causaría que el costo del barril se eleve a $ 65 o $ 70. En ese caso, la estimación del Ministerio de Finanzas sería “razonable”.

Pero Orellana también advirtió que mientras más se incrementa el precio del crudo, también crece el costo por importación de derivados, por lo que se reducen los ingresos netos para el Estado.

Debido a la volatilidad del precio petrolero, el Legislativo recomendó al ministro de Finanzas, Richard Martínez, tener un plan de contingencia en el caso de que el precio del barril baje.

Martínez dijo que no cambiaría la proyección e indicó que ya se trabaja en el plan de contingencia buscando los mecanismos que permitan mantener las metas de reducción del déficit fiscal.

Agregó que la producción nacional de crudo para 2019 incrementará un 9% hasta llegar a 206 millones de barriles anuales. Se perforarán 84 nuevos pozos, frente a los 111 que operan actualmente.

El economista Adrián Ordoñez, gerente general de Coface en Ecuador, considera que la proyección del país es optimista. “Lo correcto es establecer una postura conservadora para no tener que activar un plan de contingencia (y así) evitar un ajuste fiscal más drástico”. Su recomendación para la reducción del déficit apunta a la focalización de subsidios.

Por otra parte, el catedrático de la U. Central del Ecuador, Santiago García, considera que cambiar el precio estimado desequilibraría más el presupuesto público.

“No hay que perder la tranquilidad y mantener el valor presupuestado”, apuntó. (I)