Mundo

Abre el pecho de un narco rival, extrae su corazón y se lo come, la sanguinaria 'táctica' de un sicario del cártel de Jalisco Nueva Generación en México

Abre el pecho de un narco rival, extrae su corazón y se lo come, la sanguinaria 'táctica' de un sicario del cártel de Jalisco Nueva Generación en México

A través de un sanguinario video, difundido el sábado pasado en redes sociales, el cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) 'demostró' su poder a sus narcotraficantes rivales en México.

En el audiovisual se muestra el momento en que un sicario del CJNG, cuyo máximo líder es Nemesio Oseguera Cervantes, mejor conocido como 'El Mencho', extirpa el corazón de un miembro de una organización criminal rival y se lo come.

La víctima estaba viva y retorciéndose cuando le extirparon el órgano vital, según reportaron medios locales.

Aunque se desconoce el lugar y el día exactos, el hecho habría ocurrido en el estado de Michoacán. El hombre asesinado pertenecía al cártel de Tepalcatepec, encabezado por Juan José Farías Álvarez, alias 'El Abuelo'.

"¡Para que vean que sí somos los Jaliscos! ¡Los vamos a exterminar, a todos los tepeques! ¡Puro cuatro letras! ¡Pura gente del Mencho! ¡Pura Nueva Generación!", gritan los sicarios del CJNG mientras un encapuchado abre el pecho de la víctima con un machete, le saca el corazón y lo devora.

Grabar estos grotescos ataques son parte de un "táctica" de intimidación que utiliza este grupo delictivo.

Desde hace más de un año, el CJNG libra una batalla contra la organización de 'El Abuelo', quien fue uno de los fundadores de los grupos de autodefensa en Michoacán.

El Gobierno de ese estado ha señalado que Farías Álvarez es el líder de una organización armada que apoya a grupos criminales como Los Viagras, rivales del CJNG. También han acusado al líder del cártel de Tepalcatepec de querer "levantar a la gente para que lo defienda".

Ascenso del Cártel de Jalisco Nueva Generación

Es considerado más sanguinario que el cártel del Sinaloa y tiene mayor presencia que otras bandas de narcotraficantes. El CJNG se ha convertido en uno de los mayores problemas del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador.

El ascenso de este grupo delictivo se da luego de las diferencias que se dieron entre Ismael Mario Zambada García "El Mayo" y Joaquín "El Chapo" Guzmán en 2011. La filial del cártel de Sinaloa en Jalisco se convirtió en una banda independiente liderada por Nemesio Oseguera Cervantes, mejor conocido como 'El Mencho'.

El CJNG ha impulsado su expansión territorial mediante asistencias sociales, especialmente entre de alimentos e insumos, a familias pobres y la compra e intimidación de funcionarios policiales.

Al principio sus miembros se hacían llamar los "Matazetas" y prometieron acabar con secuestros, extorsiones, robos y otros delitos que cometían sus bandas rivales.

Además, el CJNG creció gracias a su ubicación geográfica 'privilegiada', ya que aprovecha la infraestructura de Guadalajara para lavar dinero y reclutar personal técnico especializado.

También controla los puertos vecinos a Jalisco para contrabandear la materia prima para la producción de drogas sintéticas y otros estupefacientes que son exportados a nuevos mercados como Australia donde la cocaína tiene un precio cuatro veces mayor al de Estados Unidos.

La crueldad con la que se maneja este grupo delictivo ha provocado que sea conocido como "el más sangriento de México". La guerra entre cárteles convirtió al 2019 en el año con más homicidios (35 000) en la historia mexicana.

Durante la pandemia del COVID-19, el CJNG ha realizado varias campañas "benefactoras" entregando víveres a la población vulnerable y reafirmar el control de sus territorios.

El ejército del CJNG

En julio pasado, se difundió un video donde se observa a un grupo de unos 80 sicarios del CJNG montados en unas 40 camionetas blindadas, con armas con el calibre suficiente como para derribar un helicóptero y la bandera de México estampada en la pechera de un traje de camuflaje.

El grupo delictivo afirma que es su "ejército". Las autoridades aseguran que es una estrategia de intimidación para su bandas rivales y al propio Gobierno. (I)