Mundo

Argentina: un feminicidio cada 34 horas en la pandemia

Argentina: un feminicidio cada 34 horas en la pandemia
En los seis meses que Argentina lleva de cuarentenas por la COVID-19 que se cumplieron el domingo, el país registró 127 feminicidios, lo que supone una muerte cada 34 horas, divulgó este lunes la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá).
Según dijo a Efe la coordinadora nacional de Mumalá, Silvia Ferreyra, la cantidad de feminicidios en este medio año fue "similar" a la de años anteriores: si bien en los cuatro primeros meses de pandemia por coronavirus se notó "una diferencia superior" en cuanto a víctimas de la violencia machista, tras los dos últimos meses la situación se estabilizó respecto a otros años.
127 FEMINICIDIOS EN 184 DÍAS
De los feminicidios que se produjeron entre el día que empezó la cuarentena argentina, el 20 de marzo, y el 20 de septiembre, 114 fueron directos -mujeres asesinadas-, mientras que once de ellos fueron feminicidios indirectos -niños y niñas relacionados con la mujer que sufrió violencia machista-, y otros dos de ellos fueron trans/travesticidios.
En el 65 % de los casos, el feminicidio fue cometido por la pareja o la expareja de la víctima, mientras que el 71 % de los feminicidios fueron en la vivienda de la víctima o vivienda compartida con su agresor.
El 19 % de las mujeres asesinadas durante la pandemia había denunciado a su victimario con anterioridad.
Además, 24 muertes violentas de mujeres todavía se encuentran en proceso de investigación para determinar si fueron, de hecho, feminicidios.
Ferreyra indicó que las cifras de feminicidios son "constantes" en el país suramericano, y, aunque altas, las estadísticas de la pandemia no son "significativamente distintas a las del año pasado".
SEIS MESES DE ACCIONES DEL GOBIERNO Y DE MÁS PETICIONES
La coordinadora nacional de Mumalá recalcó que el Gobierno de Alberto Fernández, a través del Ministerio de las Mujeres, "estuvo disponiendo políticas" para apoyar a las víctimas de la violencia machista durante la pandemia.
Ferreyra puntualizó que el programa "Acompañar", que contempla un pago por seis meses a víctimas de la violencia machista, "se acerca mucho" a las políticas que desde Mumalá reclaman, así como el programa Potenciar Trabajo.
Sin embargo, reclamó al Gobierno que el acceso a los diferentes programas debe hacerse "de manera democrática. No tiene que haber ningún tipo de sesgo político a la hora de instrumentar", algo que indicó que ahora sí se produce con "organizaciones más cercanas al Gobierno" que no tienen las restricciones que, apuntó, sí tienen en Mumalá.
Sobre otra de las medidas dictadas por el Ejecutivo, la asignación económica para familiares de víctimas de feminicidios, indicó que los 20.000 pesos (264 dólares) que se otorgan en la actualidad en un solo pago "no son suficientes", así como también criticó que la medida no sea retroactiva.
"Es bueno en el sentido de haberlo dispuesto, pero sigue siendo muy poco en tamaño de la necesidad de lo que tienen", indicó Ferreyra, quien apuntó que sólo un ataúd cuesta 50.000 pesos (662 dólares) en Argentina, por lo que la ayuda no da para cubrir los gastos del sepelio de la víctima.