Mundo

Asamblea General de la OEA se instaló con llamado a doblegar la "dictadura" en Venezuela

Asamblea General de la OEA se instaló con llamado a doblegar la
Medellín -

La Asamblea General de la OEA se instaló este miércoles en Colombia con un llamado del presidente Iván Duque a doblegar la "dictadura" en Venezuela y a ampliar la atención de la crisis migratoria en todo el continente.

"Nuestro deber es la dictadura finalizada, nuestro deber es la dictadura doblegada", declaró el presidente colombiano conservador durante la sesión inaugural del órgano principal de la Organización de Estados Americanos (OEA) que sesionará hasta este viernes en la ciudad de Medellín.

El mandatario pidió además "al resto del continente" adoptar un "estatus temporal de protección migratoria" que le permita a los venezolanos acceder a todos los bienes y servicios para "aliviar" su situación.

De acuerdo con la ONU, un cuarto de la población venezolana -equivalente a siete millones de personas- requiere atención humanitaria urgente, mientras cuatro millones emigraron desde 2015 debido a la debacle económica en el país.

La crisis de la otrora potencia petrolera fue el eje central del encuentro. Antes, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, denunció la "acción deliberada, represora y opresora" del gobierno chavista contra los venezolanos.

"Para salir de las dictaduras del siglo XXI no hay una fórmula mágica, no hay una bala de plata", dijo el jefe del organismo en conferencia de prensa.

Según Almagro, a los gobiernos que rechazan a Maduro les corresponde, en consecuencia, seguir "generando presión sobre la dictadura" en busca de su "aislamiento".

Aunque Duque aplaudió a Almagro y apoyó su reelección como jefe del organismo en 2020, también fue crítico con la OEA y le pidió "ser capaz" de denunciar "a tiempo" las "dictaduras" porque, según él, "por años se miró al costado cuando se estaba destruyendo (...) Venezuela".

Desmienten complot

Previo a la inauguración de la asamblea de la OEA, el gobierno venezolano aseguró haber desbaratado un plan de golpe de Estado que incluía el asesinato del líder chavista y la proclamación de un general retirado como mandatario.

Sin aludir nunca de manera directa a lo dicho por Venezuela, el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, defendió en rueda de prensa su actuación legal, política y diplomática frente al país vecino.

Almagro fue más punzante y le restó importancia a las declaraciones del ministro de comunicación de Maduro: "difícilmente he visto algo que tenga menos seriedad que las acusaciones de Jorge Rodríguez en cualquier tema".

El gobierno de Colombia secunda a Estados Unidos en la presión diplomática que busca forzar la salida de Maduro del poder y apoya al jefe de la oposición Juan Guaidó como presidente interino.

La asamblea de la OEA que se celebra por tercera vez en el país también abordará la situación en Nicaragua, sacudida por una ola de protestas antigubernamentales desde abril del 2018 que desataron una violenta represión con miles de víctimas entre muertos, heridos y exiliados.

Durante el encuentro que termina el viernes también se discutirá la implementación del acuerdo de paz con la exguerrilla de las FARC, así como el asesinato de casi medio millar de líderes sociales y/o activistas de derechos humanos en Colombia desde la firma del histórico pacto que puso fin a más de medio siglo de conflicto.

Criticas a Bachelet

Almagro aprovechó el encuentro de la OEA para reprochar unas declaraciones de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en su reciente visita a Caracas argumentando que le daban "aire al régimen oprobioso" de Maduro.

El jefe de la OEA embistió contra la expresidenta chilena que expresó su preocupación por las sanciones económicas de Estados Unidos a las exportaciones venezolanas de petróleo y el comercio de oro, porque -según dijo- agravan "la preexistente crisis económica".

Pero, a juicio de Almagro, "la peor sanción contra el pueblo venezolano" son "los ladrones que están sentados en la dictadura".

El gobierno de Maduro desvinculó a Venezuela de la OEA en un proceso iniciado en el 2017 y que concluyó en abril, pero un delegado de Guaidó representa al país desde esa misma fecha.

Venezuela enfrenta la mayor crisis de su historia moderna, a raíz del colapso de su economía, la crisis migratoria y una feroz pugna de poder entre Maduro y la oposición liderada por Guaidó. (I)