Mundo

Bitcoin, la criptomoneda que se apuntala en el mercado tradicional y que amenaza con desplazar al oro

Bitcoin, la criptomoneda que se apuntala en el mercado tradicional y que amenaza con desplazar al oro

Desde comprar muebles y reservar hoteles en plataformas hasta adquirir videojuegos se han convertido en los usos más comunes del bitcóin, la criptomoneda más popular en el mundo y que ha dado de qué hablar en estos primeros días del 2021 al superar por primera vez, desde su creación en 2009, los $ 40.000 de cotización.

Creado por un desconocido usando el alias de Satoshi Nakamoto, el bitcóin es un tipo de dinero completamente virtual. Para entenderlo mejor, se trata de una versión digital de monedas y billetes convencionales de cualquier moneda que se pueda imaginar, pero la diferencia es que no necesita ningún banco para concretar una transacción o almacenarse, ni revelar la identidad de quien la posee y la utiliza.

No obstante, los bitcoines físicos que se pueden ver en imágenes no representan la moneda, esta solo existe correctamente cuando está respaldada por códigos informáticos arrojados por complejos algoritmos matemáticos privados que están en su interior.

Un bitcóin se obtiene a través de computadoras de alta gama mediante un proceso que se conoce como ‘minar’ y que es realizado por personas llamadas “mineros digitales”. Este proceso consiste en recibir y resolver un problema matemático cada diez minutos para conseguir uno, registró BBC.

Aunque el obtener un bitcóin puede tomar mucho tiempo, al conseguirlo se vuelve una transacción válida y automáticamente es registrada en la red blockchain, una lista pública que permite saber el origen de cada bitcóin para investigar su historia y poder así evitar robos, copias o que se deshagan transacciones.

Otra forma de conseguir la criptomoneda es mediante dinero real, en compra convencional en alguna web que los oferte y promocione la inversión; también se los puede obtener en intercambio de objetos a cambio de bitcoines.

Por años el bitcóin ha enfrentando el problema de que la desconfianza y el desconocimiento que existe han hecho que no sea aceptado en muchos comercios en el mundo, y su uso ha sido restringido.

No obstante, en los últimos meses la criptomoneda ha conseguido ganar terreno entre más inversores convencionales que han mostrado estar convencidos de que será un activo duradero. Grandes empresas de pagos como Square y PayPal han apostado por el bitcóin y permiten a sus clientes hacer compra y venta de la criptomoneda, publicó CNN.

Otra compañía de gestión de dinero, Fidelity, también ha depositado su confianza en el bitcóin y creó un fondo de estos para inversores adinerados, y algunos contratos de bitcóin incluso se cotizan en la Bolsa Mercantil de Chicago.

“El bitcóin acumula un alza de 900 % en diez meses, desde que en marzo pasado el coronavirus empezó a impactar en la actividad económica global”, dice Sergey Nazarov, cofundador de Chainlink, una empresa relacionada al blockchain, publicó Infobae.

Nazarov dice también que la “falta de fe en las instituciones tradicionales” está impulsando la gran alza que la divisa digital está experimentando y asegura que, pese a sus récords en valores de cotización, todavía está en primeras etapas de desarrollo y crecimiento.

Los fondos de inversión, que durante largo tiempo se mostraron reticentes ante esta moneda de valor aleatorio, han cambiado de opinión y han aupado también la especulación, refiere la agencia AFP.

Analistas del banco de inversión JP Morgan (JPM) han comparado el auge que ha tenido el bitcóin con el del oro, el valor refugio tradicional.

En un reporte JPM dice que, ante la devaluación de las monedas tradicionales y en la búsqueda de refugio de valor, el bitcóin se convirtió en un rival del oro y que su cotización podría llegar en el futuro hasta los $ 146.000 si se establece como un activo de refugio oficial, y agrega que para las nuevas generaciones puede resultar más interesante invertir en “oro digital” y dejar de lado el oro tradicional. (I)