Mundo

Brexit: ¿Qué cambió para que la salida de Reino Unido de la Unión Europea deje de estar bloqueada?

Brexit: ¿Qué cambió para que la salida de Reino Unido de la Unión Europea deje de estar bloqueada?

La novela de la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) parece llegar a su final, sin embargo, aún falta un paso importante: la aprobación de ese acuerdo por el Parlamento británico.

El primer ministro británico Boris Johnson dijo en Twitter que las dos partes habían cerrado un “gran nuevo acuerdo” e instó a los legisladores británicos a aprobar el texto en una sesión extraordinaria de la Cámara de los Comunes que se realizará el sábado.

“Este es un acuerdo que nos permite completar el brexit (como se le llama al proceso iniciado con un referendo en 2016) y salir de la UE en dos semanas”, tuiteó el mandatario de Reino Unido.

  • Noticias del Brexit y de la salida de Reino Unido de la Unión Europea

Johnson necesita todos los votos que pueda recabar para sacar adelante el pacto, algo difícil por lo divido que está. El Parlamento británico ya rechazó el documento anterior negociado por la exprimera ministra Theresa May en tres ocasiones. Es una incertidumbre qué pasará el fin de semana.

Otro punto a tener en cuenta es que los miembros de la Unión Euopea (27 países) también deben aprobar aún el acuerdo.

El jefe negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, ya ha vivido esta situación de cerca -con el acuerdo de May-. “Tenemos experiencia. Por eso mi temperamento de alpinista me mantiene prudente y cauto”, apuntó.

  • En contexto: Reino Unido votó por abandonar la Unión Europea, las consecuencias del Brexit

El acuerdo se logra 10 días después de que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijera que estaba en juego el futuro de Europa y Reino Unido, cuya unión tiene como punto final el 31 de octubre, tres años después de que el 51,9% de los británicos aprobaran el brexit.

Barnier ha dicho que la transición post brexit durará hasta 2020.

¿Cuáles son los cambios importantes?

El principal obstáculo para cerrar un pacto fue encontrar una vía que permita la libre circulación de bienes y personas por la frontera entre el territorio británico de Irlanda del Norte  y la República de Irlanda una vez se consume el 'divorcio'.

Johnson insiste en que todo el país, incluyendo Irlanda del Norte, debe abandonar la unión aduanera comunitaria, lo que obligaría a establecer controles fronterizos y aranceles.

Según Barnier, el nuevo acuerdo resuelve este problema al dejar al territorio británico dentro del mercado único comunitario - por lo que no se necesitarían controles fronterizos- y elimina los controles aduaneros en la frontera irlandesa. En su lugar, tanto los controles como los aranceles se aplicarán a los bienes que lleguen a Irlanda del Norte con destino a la UE.

Esto supone instalar una aduana en el Mar de Irlanda, algo que el gobierno británico lleva tiempo diciendo que no permitiría y a lo que el Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte (DUP) se opone con contundencia.

La líder del DUP, Arlene Foster, y el jefe de su grupo parlamentario, Nigel Dodds, dijeron que "no podemos respaldar lo que se está sugiriendo en cuestiones de aduanas y consentimiento”, en referencia a la capacidad de decisión que puedan tener las autoridades norirlandesas en el futuro.

  • Las 5 consecuencias del Brexit para la Premier League

La formación dijo que su posición no cambió tras el anuncio del acuerdo provisional.

Los acuerdos de aduanas y consentimiento son cruciales para garantizar la apertura de la frontera entre el territorio británico de Irlanda del Norte e Irlanda, socio de la UE, el principal obstáculo para el brexit.

Tanto Irlanda del Norte como la República de Irlanda podrán decidir en un futuro cercano si continuar con lo acordado o cambiar la relación entre ambos, según el acuerdo.

Sensibilidad histórica en la isla de Irlanda

El tema de la frontera irlandesa es algo delicado, pues durante décadas grupos terroristas cometieron atentados con el objetivo de reunificar la isla en un solo territorio soberano, el de la República de Irlanda. El conflicto terminó en 1998 con  el acuerdo del Viernes Santo por el cual Irlanda del Norte ratificaba su autonomía y pertenencia a Reino Unido hasta que se decida lo contrario en un referendo.

La isla Irlanda fue hasta la segunda década del siglo XX parte del Reino Unido. En 1916 el gobierno de la isla intentó su primer y fallido intento de independizarse del reino en 1916, desatando una guerra que dio como resultado que en los años 20 el territorio se dividiera en dos.

La parte del sur (la mayoría del territorio) logró su independencia años más tarde, primero como un estado libre que mantenía el mismo rey que Reino Unido (como Canadá o Australia) y  luego como una república formal desde 1949. (I)