Mundo

Día clave para enfrentar crisis en Bolivia, bajo estallido social

Día clave para enfrentar crisis en Bolivia, bajo estallido social
La Paz -

Sin Gobierno por más de 24 horas, la tensión aumenta en Bolivia con el paso de las horas y la convocatoria a una sesión hoy para tratar la renuncia a la presidencia de Evo Morales ha enardecido a los seguidores del mandatario saliente que se movilizan hacia La Paz, invocando una guerra civil.

La senadora Jeanine Áñez, en calidad de presidenta en ejercicio del Legislativo, convocó a una sesión extraordinaria de la Asamblea Legislativa Plurinominal para tratar la renuncia de Morales y del vicepresidente Álvaro García.

La sesión fue convocada para hoy a las 16:00 (15:00 de Ecuador). Previamente, se realizará una sesión del Senado a las 15:15.

“Estamos haciendo todo lo posible por respetar el orden constitucional”, afirmó Áñez, quien dio todas las garantías para que los parlamentarios asistan a las sesiones.

Ante la renuncia de cargos políticos claves, además de Morales y Linera, la senadora Áñez podría asumir como presidenta de Bolivia al activarse la sucesión que establece la Constitución.

Áñez dijo que recibió el respaldo de la Policía y las Fuerzas Armadas (FFAA), registraron medios bolivianos.

Ante la amenaza de la llegada de grupos afines al partido de Morales, MAS, la senadora fue evacuada ayer de Plaza Murillo, centro del político de Bolivia, camuflada y con destino desconocido.

Una turba de ponchos rojos, de hombres y mujeres, al grito de “guerra civil” se aproximaba al centro de la ciudad de La Paz. La policía también evacuó a los legisladores que llegaron a la Asamblea Legislativa Plurinacional, a la cabeza de Áñez, con el objeto de preparar la sucesión constitucional, publicó el medio boliviano Página Siete.

Si se aprueba la renuncia de Morales, se instalará un nuevo Gobierno que tendrá la misión de convocar a elecciones en un plazo de 90 días.

La salida de la crisis se encuentra en lo inmediato en manos del Senado de 36 curules.

El oficialismo ocupa 25 bancas y la oposición 11, por lo cual esta última necesita el respaldo de al menos ocho legisladores afines a Morales para llegar a sesionar con quorum y decidir por mayoría.

Morales envió el lunes un tuit desde la región cocalera del Chapare donde se encuentra refugiado en el centro del país desde su sorpresiva dimisión el domingo, horas después de convocar a nuevas elecciones ante las irregularidades electorales ‘graves’ denunciadas por los observadores de la OEA.

Evo Morales acusó de “racistas y golpistas” al exmandatario Carlos Mesa y al líder regional de derechas, el empresario Luis Fernando Camacho.

Jeanine Áñez, opositora que podría ser la presidenta

Jeanine Áñez tiene 52 años, nació en Trinidad, en el departamento de Beni y es la opción para asumir el poder en Bolivia, como presidenta interina, tras las renuncias del presidente saliente Evo Morales, de su vicepresidente Álvaro García y otros cargos claves.

La legisladora opositora fue elegida senadora en 2010 por el partido del Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional. En los comicios del 2015 participó con la sigla de Demócratas, publicó El Deber.

Si logra el apoyo de las fuerzas cívicas y quórum en la asamblea, donde el MAS tiene mayoría, Áñez se convertiría en la 66.ª   presidenta de Bolivia. “Estoy muy conmovida por todo lo que ha pasado... pero si tengo el acompañamiento de todos los que han llevado adelante este movimiento por la libertad y por la democracia, voy a asumir el reto”,  registró Infobae.

‘La situación es muy preocupante’

“Hemos pasado una noche de caos. Ha  habido saqueos, han incendiado la casa de una colega que era considerada contraria a Evo Morales, también incendiaron la casa del rector de la universidad, que también era contrario a Morales”, relata Raúl Peñaranda, analista político y periodista boliviano sobre la noche de violencia que se desató en La Paz por seguidores del presidente saliente Evo Morales.

Peñaranda dijo que hay más zozobra con el paso de las horas y siguen esperando que se reúna la Asamblea.

“Hay mucho temor, ahora mismo (ayer) estoy en mi casa y han pedido que evacuemos. Estamos viendo si evacuar o no, mi esposa está poniendo documentos en una bolsa para cuidar, así que la cosa no está bien”.

El politólogo vive en el barrio Mallasilla, al sur de La Paz, en donde, dice, los vecinos se han organizado y han comprado una sirena ante la presencia de un grupo de campesinos. “Ha sonado esa sirena, están cerrando la puerta de la urbanización y están pidiendo que salgamos de nuestra casa. Nos han pedido que estemos fuera, no dentro de las casas”.

“La situación es muy preocupante, muy preocupante. He dado una vuelta y en todas las calles han puesto como barricadas los vecinos, han conseguido planchas de zinc para poner en las calles”. 

Toda la ciudad tiene una parte rodeada de sectores semicampesinos  o semirrurales, son gente que apoya a Evo Morales, según Peñaranda.

“Son un grupo grande, los veo desde mi casa, están organizados y en algún momento van a salir. Me siguen llamando para que evacuemos”. (I)