Mundo

Diario La Prensa de Panamá denuncia congelación de cuentas bancarias a petición de expresidente

Diario La Prensa de Panamá denuncia congelación de cuentas bancarias a petición de expresidente
Panamá -

El diario panameño La Prensa, uno de los más influyentes en el país centroamericano, denunció el sábado que todas sus cuentas bancarias fueron congeladas por orden judicial como parte de una demanda por daños y perjuicios presentada por el exmandatario Ernesto Pérez Balladares hace ocho años.

Diego Quijano, presidente del grupo que edita ese rotativo y el periódico Mi Diario, dijo en una nota de prensa que fueron notificados el sábado del “secuestro” de las cuentas por 1,13 millones de dólares y aseguró que con esa medida se afecta la continuidad operativa de la empresa.

La justicia panameña secuestró las acciones y cuentas bancarias del principal diario del país, La Prensa, a petición del expresidente Ernesto Pérez Balladares (1994-1999), que se querelló hace años contra el periódico por publicaciones sobre presuntos actos de corrupción y blanqueo de capitales cometidos por él.

Con este secuestro "no podemos girar pagos de ningún tipo en estos momentos a proveedores ni pagar planilla ni cumplir contratos", agregó Quijano.

Corporación La Prensa es la editora del diario La Prensa, fundado en 1980 en pleno régimen militar, al que se opuso radicalmente. De carácter liberal, es el periódico más influyente en la política del país.

Actualmente tiene 1600 accionistas, de los que nadie tiene más de un 1% del control accionarial. Desde 2003, esta corporación también edita "Mi Diario", un tabloide de carácter popular.

Según La Prensa, el secuestro, de hasta 1,13 millones de dólares, fue decretado recientemente por la jueza Lina Castro De León por una demanda civil, aún sin resolver, presentada en 2012 por Pérez Balladares.

El exmandatario reclama 5,5 millones de dólares por notas periodísticas que señalaban que, en 2009, el exgobernante "podría ser objeto de una segunda investigación penal" por presunto blanqueo de capitales, a través de una empresa que obtuvo una concesión bajo su mandato para operar 500 máquinas tragamonedas.

El secuestro pone en "riesgo" la difusión del diario, aunque en las próximas semanas "encontraremos alguna salida práctica" para "poder continuar operando financieramente", señaló Quijano.

"El sistema judicial en Panamá es uno de los más cuestionados en el planeta en cuanto a independencia y es muy lento en dictar fallos y sentencias" por lo que este caso puede quedar "dormido" sin que exista "una esperanza o claridad de cuando pudiéramos liberar esos dineros", agregó.

El presidente de la Cámara de Comercio panameña, Jean-Pierre Leignadier, señaló en un comunicado que el secuestro de La Prensa es "un duro golpe" a la libertad de expresión.

La juez del caso "atenta directamente contra la libertad de expresión y la democracia", afirmó en Twitter el director ejecutivo para América de la organización Human Rights Watch, José Miguel Vivanco. (I)