Mundo

El cometa SWAN es visible en la madrugada sin necesidad de usar telescopio

El cometa SWAN es visible en la madrugada sin necesidad de usar telescopio

La humanidad puede disfutrar entre mayo y junio de uno de los fenómenos más emocionates del espacio, el paso de un cometa. El cuerpo celeste SWAN actualmente es apenas visible a simple vista en el hemisferio sur justo antes del amanecer, lo que proporciona a los observadores del cielo una visión relativamente rara de un cometa lo suficientemente brillante como para ser visto sin un telescopio, detalla la NASA.

El descubrimiento inicial del cometa SWAN no se realizó desde la Tierra, sino a través de un instrumento a bordo de la ESA (Agencia Espacial Europea) y el satélite Observatorio Solar y Heliosférico de la NASA, o SOHO. El nuevo cometa fue visto por primera vez en abril de 2020, por un astrónomo aficionado llamado Michael Mattiazzo utilizando datos de un instrumento SOHO llamado Solar Wind Anisotropies, o SWAN.

SWAN mapea el viento solar que fluye constantemente en el espacio interplanetario al enfocarse en una longitud de onda particular de luz ultravioleta emitida por los átomos de hidrógeno.

El nuevo cometa, oficialmente clasificado C/2020 F8 (SWAN) pero apodado Comet SWAN, fue visto en las imágenes porque libera enormes cantidades de agua, aproximadamente 1.3 toneladas métricas (aproximadamente 1.5 toneladas imperiales) por segundo, detalla la NASA.

Como el agua está hecha de hidrógeno y oxígeno, este lanzamiento hizo que el cometa SWAN fuera visible para los instrumentos de SOHO. El cometa SWAN es el cometa 3932 descubierto con datos de SOHO.

Casi todos los casi 4000 descubrimientos se han realizado utilizando datos del coronógrafo de SOHO, un instrumento que bloquea la cara brillante del Sol utilizando un disco de metal para revelar la atmósfera exterior relativamente débil, la corona.

Este es solo el duodécimo cometa descubierto con el instrumento SWAN desde el lanzamiento de SOHO en 1995, ocho de los cuales también fueron descubiertos por Mattiazzo.

El cometa SWAN hizo su aproximación más cercana a la Tierra este 13 de mayo, a una distancia de aproximadamente 85 millones de kilómetros. En tanto que el acercamiento más cercano al Sol, llamado perihelio, sucederá el 27 de mayo.

Aunque puede ser muy difícil predecir el comportamiento de los cometas que se acercan tanto al Sol, los científicos esperan que el cometa SWAN se mantenga lo suficientemente brillante como para ser visto mientras continúa su viaje.

SWAN, a diferencia de otros cometas, tiene una trayectoria hiperbólica, es decir abierta, por lo que una vez que pase cerca de la Tierra, no volverá a regresar al sistema solar. Deja una pronunciada cola de aproximadamente 16 millones de kilómetros. Especialistas recomiendan mirar entre las 05:00 y las 06:00 hacia el este e intentar ubicar la constelación de Piscis para poder observar su paso. (I)