Mundo

El estigma por el coronavirus llevó al suicido a un médico en Polonia

El estigma por el coronavirus llevó al suicido a un médico en Polonia

En Polonia, donde la epidemia se ha propagado menos que en otros países europeos, el nuevo coronavirus golpeó de otra manera, al desencadenar el suicidio de un médico respetado que se contagió y fue acusado en internet, en medio de mensajes de odio, de haber contaminado a otras personas.

Wojciech Rokita, de 54 años, había viajado a Suiza a fines de febrero cuando no había restricción de movilidad. Al regresar a su hogar en Kielce, decidió hacerse una prueba profiláctica ya que volvía del extranjero. En ese momento, el profesor no aceptaba pacientes, , relata dice Karolina Rokita, hija del médico.

La prueba rápida, según su familia, se demoró 30 horas y supo que estaba contagiado.

Rokita era ginecólogo y director de una importante clínica de ginecología-obstetricia de Kielce.

El resultado de la prueba fue positivo. Este fue el primer caso oficial de infección por coronavirus en Kielce, y pudo leerse en la prensa local. El odio y la estigmatización hacia el profesor infectado con el virus tomaron la forma de calumnias en internet. Los comentarios sugirieron que a través de su irresponsabilidad el profesor infectaba a los pacientes.

Pidió hospitalizarse para precautelar la salud de su familia y pacientes.

Sin embargo, al conocer que los comentarios en su contra seguían, el profesor Wojciech Rokita se quitó la vida durante la cuarentena a la cual estaba sometido por estar contagiado.

Para sus familiares se trató de un gesto de desesperación. La dirección del hospital anunció su muerte el 18 marzo precisando que no había muerto por coronavirus. (I)