Mundo

Gobierno español advierte sobre violencia en Cataluña

Gobierno español advierte sobre violencia en Cataluña
Barcelona -

Después de las violentas jornadas de protesta que han dejado más de 200 heridos, el Gobierno español dijo que hará todo lo que sea necesario para frenar la violencia en Cataluña, donde los enfrentamientos entre independentistas y la policía también han dejado más decenas de detenidos en dos días.

“Todo está previsto y (el Gobierno) actuará, si es preciso, desde la firmeza, la proporcionalidad y la unidad”, según un comunicado emitido por Madrid.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dijo que “no descarta ningún escenario”.

Desde hace tiempo, muchos buscan que Cataluña se separe de España y sea un país europeo. Generalmente, las manifestaciones son pacíficas.

En Barcelona y otras localidades catalanas estallaron enfrentamientos luego de que el Tribunal Supremo de España condenara el pasado lunes a nueve líderes independentistas a varios años en prisión por su participación en el intento secesionista de octubre de 2017.

Los disturbios comenzaron el martes por la tarde, cuando la Policía de Barcelona informó que 40.000 manifestantes llenaron las calles aledañas a la oficina del Gobierno español.

Los manifestantes derribaron barreras metálicas, incendiaron basureros y lanzaron petardos y otros objetos a la policía. Superaron en número a los agentes que utilizaron balas de goma, macanas y escudos para enfrentarse a los grupos en medio de fuertes disturbios en las calles de Barcelona.

Pere Ferrer, director de los Mossos d’Esquadra –la policía regional catalana–, comentó que la violencia callejera era ‘intolerable’.

“La situación es muy muy difícil, pero la policía tiene los medios que necesita para lidiar con ella”, indicó.

Sánchez instó al jefe del gobierno regional de Cataluña, Quim Torra, a “condenar sin paliativos” la violencia en esta región.

Los alborotos provocaron que Sánchez –que se prepara para las elecciones generales el 10 de noviembre– consultara a su partido y otras figuras importantes, con algunos que le piden que tome medidas más duras.

Albert Rivera, líder del partido político Ciudadanos, viajó a Barcelona y dijo que el país enfrentaba un “estado de emergencia”.

El líder del conservador Partido Popular, Pablo Casado, pidió un decreto que permita que el Gobierno Central tome por completo el control de la policía regional catalana, como paso previo a la aplicación del artículo 155 en Cataluña, una medida que supondría la intervención de la autonomía y la aplicación inmediata de la ley de seguridad nacional. El Ejecutivo no descarta nada, pero de momento no cree que se den las condiciones para tomar esas decisiones, según publicó El País.

Mientras, el ultraderechista Vox quiere medidas excepcionales que levantarían temporalmente algunos derechos civiles. (I)

Escenarios

Marchas hacia Barcelona

Miles de personas de todas las edades, entre ellas familias, participan en cinco grandes marchas de protesta en Cataluña que pretenden converger en Barcelona mañana.

Turismo, afectado

Una organización que representa a los negocios en Barcelona indicó que la violencia ha ocasionado “pérdidas considerables” y ha “dañado profundamente” la imagen del popular destino turístico en el extranjero. (I)