Mundo

Hambre aumenta en América Latina por la crisis en Venezuela y desaceleración económica, según informe

Hambre aumenta en América Latina por la crisis en Venezuela y desaceleración económica, según informe
Santiago -

El número de personas subalimentadas creció en América Latina en los últimos años, principalmente en Sudamérica, de la mano de una desaceleración general de la región y un aumento en la inseguridad alimentaria en Venezuela, dijo un informe de Naciones Unidas publicado este lunes.

El aumento del hambre es mayor en América del Sur, donde la cantidad de personas subalimentadas creció a un 5,5% el año pasado, frente a un 4,6% en el 2013, dijo el informe de Naciones Unidas sobre el estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2019.

"Durante los primeros 15 años de este siglo, América Latina y el Caribe redujo la subalimentación a la mitad. Pero desde 2014, el hambre ha ido aumentando", dijo el representante regional de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés), Julio Berdegué.

En Sudamérica -donde está la mayoría de las personas subalimentadas de la región- el aumento en los últimos años "se debe sobre todo al deterioro de la seguridad alimentaria en la República Bolivariana de Venezuela, donde la prevalencia de la subalimentación aumentó casi cuatro veces, de 6,4% en 2012-2014 a 21,2% en 2016-2018", dijo la FAO en un comunicado.

El informe señaló que el aumento del hambre también estaba dado por la caída registrada en los precios de materias primas desde el 2011, que causó un deterioro en las finanzas públicas de muchos países, el aumento en la tasa de desempleo y en la pobreza.

"Tenemos que rescatar, en promedio, a más de 35 millones de personas del hambre cada año desde ahora hasta 2030 si queremos alcanzar la meta de hambre cero del Objetivo de Desarrollo Sostenible 2", apuntó Berdegué.

Aumento a nivel global

Unas 821,6 millones de personas sufrían hambre en 2018 alrededor del mundo, un crecimiento de 10,6 millones sobre la cifra registrada el año anterior, indicó la ONU, que deploró el tercer año consecutivo de aumento.

Tras décadas de declive, la desnutrición ha ido en alza desde 2015. Contra uno de los objetivos de desarrollo sostenible de 2030, la perspectiva de un mundo sin personas desnutridas en este plazo resulta un "inmenso desafío", señala el informe.

Titulado "El estado de seguridad alimentaria y nutrición en el mundo", el informe llama a la acción: "Para asegurar la seguridad alimentaria y la nutrición, es crítico contar con políticas económicas y sociales para contrarrestar los efectos de los ciclos económicos adversos cuando llegan, al tiempo que se evita la reducción de servicios esenciales como la atención médica, la salud y la educación", dijo el texto.

Haciendo un llamado a una "transformación estructural" que incluya a los más pobres, el documento pide "integrar las preocupaciones de seguridad alimentaria y nutrición en los esfuerzos de reducción de la pobreza", mientras se combaten las desigualdades de género y la exclusión de grupos sociales.

La desnutrición sigue prevaleciendo en varios continentes: África (casi el 20% de la población afectada), América Latina y el Caribe (menos del 7%) y Asia (más del 12%).

Al agregar a las personas impactadas por la hambruna aquellas afectadas por la inseguridad alimentaria, se estima que más de 2.000 millones de personas, 8% de las cuales viven en América del Norte y Europa, no tienen acceso regular a alimentos saludables, nutritivos y en cantidad suficiente.

El deterioro de la seguridad alimentaria en América Latina y el Caribe provocó que el año pasado que 42,5 millones de personas sean afectadas por el hambre, gran parte en Venezuela.

Paradójicamente, el informe señala también que el sobrepeso y la obesidad siguen aumentando en todas las regiones, especialmente entre los niños en edad escolar y los adultos.

En 2018, alrededor de 40 millones de niños menores de cinco años tenían exceso de peso. En 2016, las cifras ascendían a 131 millones de niños de 5 a 9 años, 207 millones de adolescentes y 2.000 millones de adultos con sobrepeso, según el informe.

El documento fue elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) con la asistencia del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el Organismo de las Naciones Unidas Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). (I)