Mundo

Jeanine Áñez se declara presidenta interina de Bolivia

Jeanine Áñez se declara presidenta interina de Bolivia
La Paz -

La senadora opositora Jeanine Añez se proclamó este martes presidenta de Bolivia en una sesión legislativa sin quórum. Dijo que asumió las competencias del Gobierno para "pacificar el país", convulsionado por desde hace tres semanas que terminaron el domingo con la renuncia del exmandatario Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García.

La Asamblea Legislativa de Bolivia no lograba reunirse debido a la ausencia de gran parte de los legisladores para elegir al sucesor de Morales, quien renunció acorralado por la presión de las fuerzas armadas y las protestas sociales tras las polémicas elecciones generales.

Legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido del expresidente y con mayoría en el Congreso, alegaron falta de seguridad en La Paz para que arriben los representantes de otras regiones y cuestionaron los procedimientos.

La Asamblea tiene 136 miembros entre senadores y diputados.

Protestas en La Paz

Las movilizaciones seguían activas a la espera de la elección del sucesor de Morales, que el mismo martes llegó a México para recibir asilo político.

En La Paz, aviones militares ocasionalmente sobrevolaban la ciudad realizando patrullajes.

Gran número de partidarios de Morales estaban en las afueras de la Asamblea, en el centro histórico de La Paz.

Bolivia vive un vacío de poder desde el domingo en la tarde cuando, tras más de 13 años en el poder, Morales dimitió acorralado por la presión militar y las protestas luego de los polémicos comicios del 20 de octubre de los que se adjudicó la victoria y que la oposición denunció como fraudulentos.

Las protestas estallaron hace 20 días luego de acusaciones de fraude electoral a favor de Morales, que buscaba su reelección para un cuarto mandato. El informe de una auditoría electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) encontró irregularidades, cuestionó la mayoría reclamada por el dirigente y recomendó nuevos comicios, lo que desencadenó los hechos que precipitaron la dimisión del mandatario.

Morales acusó a los opositores de haber consumado un golpe de Estado en su contra mientras éstos afirmaron que se trató de un movimiento social que se alzó en contra del fraude. (I)