Mundo

Los factores que hunden a la economía de Argentina

Los factores que hunden a la economía de Argentina
Washington -

Argentina vivió una semana agitada tras elecciones primarias que pusieron en jaque al gobierno de Mauricio Macri y generaron estupor en los mercados.

El país vive un escenario de incertidumbre política y económica. Pero ¿qué afectó la situación de Argentina?

El país celebró el 11 de agosto elecciones primarias, los comicios se convirtieron en una encuesta a escala real, y el sorprendente revés que sufrió el presidente, en carrera por la reelección, sacudió a una economía en recesión desde 2018.

El centroderechista Macri tuvo una aplastante derrota al cosechar solo el 32% de votos frente al peronista de centroizquierda Alberto Fernández, en fórmula con la exmandataria Cristina Kirchner (2007-2015), que obtuvo el 47%.

Este resultado permite anticipar un triunfo de la oposición y por lo tanto una discontinuidad de la política económica promercado que ya provocó el hundimiento del peso y un desplome de la bolsa de Buenos Aires en los últimos cinco días.

“La pronunciada turbulencia del mercado financiero, con una depreciación significativa del peso argentino y un repunte en las tasas de interés tras las elecciones primarias del domingo pasado en Argentina, ha debilitado significativamente el ya vulnerable perfil financiero del soberano”, señaló la calificadora S&P.

El peso frente a la deuda

La deuda pública de Argentina, que según los últimos datos oficiales asciende al 88,5% del Producto Bruto Interno (PIB), se volvió más pesada con la pérdida de valor del peso.

“Esto se debe a que alrededor del 80% de la deuda del sector público está denominado en dólares estadounidenses u otras monedas, mientras que los ingresos y el PIB del Gobierno están en pesos”, explicó Carlos de Sousa, de Oxford Economics.

Un peso más débil implica unacarga de deuda más pesada y disminuye la capacidad de Argentina de pagar sus deudas”, Carlos de Sousa, representante de Oxford Economics.

Temor a nuevo ‘default’

La caída de los bonos esta semana mostró que el mercado está menos dispuesto a prestarle a Argentina, renovando el fantasma de la cesación de pagos del 2002, que aisló al país de los mercados globales.

“Dado que los mercados argentinos continúan bajo presión, es cada vez más probable un incumplimiento de la deuda soberana”, opinó Edward Glossop, de Capital Economics.

Incertidumbre con el FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI), al que Macri acudió en busca de auxilio tras la estampida cambiaria del 2018 que disparó la crisis económica, otorgó a Argentina el mayor préstamo de su historia: unos $ 57.000 millones en 36 meses, cuyos vencimientos comienzan en el 2021, a cambio de un ajuste fiscal para equilibrar las cuentas públicas.

Hasta ahora, el Fondo desembolsó unos $ 44.100 millones, en los próximos días se debe dar la quinta revisión del programa, tras lo cual para el 15 de septiembre se prevé otro giro por $ 5.400 millones.

Indicadores claves

Jorge Piedrahíta, presidente de Gear Capital Partners, una consultora con sede en NY, dijo que hay variables claves para tener en cuenta como los depósitos en pesos y en dólares en el sistema bancario local. “Si bien los bancos tienen una buena posición de liquidez, el sentimiento negativo y la fuga de capital podrían forzar medidas drásticas del Gobierno: los controles de capital son el primer elemento de la lista”. (I)