Mundo

Media hora duró el ataque armado del narco contra un funcionario de seguridad en México

Media hora duró el ataque armado del narco contra un funcionario de seguridad en México

Al menos media hora duró el enfrentamiento tras el atentado con rifles de alto poder y granadas contra el jefe de la policía de la capital mexicana, Omar García Harfuch. Dos de sus escoltas y una mujer que circulaba por la zona céntrica de la capital mexicana donde sucedió el ataque resultaron fallecidos.

Algunos momentos previos al atentado —que ocurrió alrededor de las 6:30 de la mañana— quedaron grabados en las cámaras de seguridad: en uno de los cruces de Paseo de la Reforma, en una zona de residencias con altos muros y embajadas, aparecen una camioneta y un camión de construcción y enseguida varios hombres con gorra o sudaderas con capucha. En un par de minutos, los hombres sacan rifles de alto poder y parecen prepararse para lo que viene. No hubo más imágenes del momento del ataque, pero algunas fotos que circulaban en redes mostraron la camioneta blindada del secretario con marcas de decenas de tiros, algunos de los cuales atravesaron el blindaje.

Según el propio funcionario, quien está siendo tratado de heridas en la clavícula, hombro y rodilla, habría sido cometido por presuntos miembros del Cartel Jalisco Nueva Generación, uno de los principales grupos del narcotráfico en el país.

La alcaldesa de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó en rueda de prensa que el secretario de Seguridad, Omar García Harfuch, era atendido en un hospital capitalino pero que estaba fuera de peligro. La funcionaria agregó que 12 personas fueron detenidas.

¿Quién es el funcionario atacado por el narco?

Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Pública de Ciudad de México, ha sido pieza clave en la captura de varios narcotraficantes.

De 38 años y abogado de profesión, García Harfuch es un especialista en seguridad que ha realizado pasantías en la universidad de Havard, la policía federal (FBI) y la agencia antidrogas (DEA) de Estados Unidos.

Es hijo de la actriz y cantante María Sorté y de Javier García Paniagua, quien fue director de la desaparecida dirección federal de seguridad, señalada como responsable de la denominada "guerra sucia" contra simpatizantes de la izquierda mexicana en las décadas de 1970 y 1980.

De 2016 a 2019, fue jefe de la desaparecida agencia de investigación criminal (ACI) de la fiscalía general y cumplió un rol fundamental en operaciones para detener a cabecillas del crimen organizado.

Cazador de capos

Desde el hospital donde se recupera de tres balazos y heridas de esquirlas, no dudó en culpar al Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) del atentado en el que murieron dos de sus escoltas y una transeúnte.

"Nuestra Nación tiene que continuar haciéndole frente a la cobarde delincuencia organizada. Continuaremos trabajando", escribió en Twitter. Especialistas consideran al CJNG como la organización criminal más sanguinaria del país.

García Harfuch participó en la captura de Dámaso López "El Licenciado", socio de Joaquín "El Chapo" Guzmán, exjefe del cartel de Sinaloa condenado a cadena perpetua en Estados Unidos.

López fue arrestado en mayo de 2017 en un céntrico sector de la capital y extraditado a Estados Unidos, donde también fue condenado a cadena perpetua. Declaró en el juicio contra Guzmán.

En mayo de 2019, aún al frente de la AIC, contribuyó a la detención de Jorge Flores Concha, "el Tortas", presunto líder de la Fuerza Anti-Unión, y de Pedro Ramírez Pérez, "el Jamón", señalado líder de La Unión de Tepito.

Estas dos organizaciones criminales, surgidas en el popular barrio de Tepito, en el centro histórico de Ciudad de México, tienen una influencia local pero también nexos con grandes carteles del narcotráfico.

En 2017 participó igualmente en la detención de los exgobernadores Javier Duarte, en Guatemala, y Roberto Borge, en Panamá, acusados de corrupción.

García Harfuch ha sido además jefe de inteligencia de la desaparecida policía federal, coordinador de la policía del violento estado de Guerrero (sur) y hasta octubre pasado encabezaba la unidad de investigación de la fiscalía de la capital.

Entonces fue nombrado secretario de Seguridad por la jefa de gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, copartidaria del presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador. (I)