Mundo

Mike Sonko, el gobernador keniano de los zapatos de oro, vinculado a millonario caso de corrupción

Mike Sonko, el gobernador keniano de los zapatos de oro, vinculado a millonario caso de corrupción
Kenia -

Corpulento, con un estilo de rapero estadounidense, ataviado de joyas y diamantes, tiene zapatos de oro y se jacta de ser rico presumiendo con fotos en cuentas de redes sociales. Es el gobernador de Nairobi, Mike Sonko, un político keniano que desató el escándalo tras ser detenido, acusado en un millonario caso de corrupción.

Kenia, el país africano de más de 49 millones de habitantes, se ubicó en el puesto 144 de 180 países en el índice de corrupción 2018, según Transparencia Internacional. La nación recibió la puntuación de 27, en un rango donde cero representa una corrupción elevada y 100 una transparencia elevada.

En 2013 el presidente Uhuru Kenyatta impulsó la lucha anticorrupción y, al igual que anteriores mandatarios, se comprometió a combatirla. Sin embargo, dentro de su Gobierno ya son tres los gobernadores que estando en funciones han estado presuntamente vinculados a corrupción.

El extravagante gobernador Mike Sonko, en el cargo desde 2017, enfrenta 30 cargos por blanqueo de dinero, sobornos y conflicto de intereses, por haberse beneficiado de compras y pagos irregulares de $3,5 millones de dólares.

El gobernador de Nairobi, Mike Sonko, durante una visita a una obra.

Gidion Mike Mbuvi, gobernador de la ciudad keniana de más de 4,5 millones de habitantes, adoptó el apodo de 'Sonko', que en jerga africana suajili significa hombre rico y extravagante, lo que describe su estilo, que se asemeja a los raperos estadounidenses. Es común verlo exhibiendo joyas de oro, diamantes y zapatos de oro.

En noviembre pasado causó polémica cuando publicó en Facebook 27 fotos de su ostentoso comedor para veinte personas con mesas, sillas, vajilla y adornos, todo en color dorado, además de una estatua de un león chapada en oro. Mientras el país soportaba graves inundaciones y avalanchas que dejaron 56 muertos, entre ellos siete niños.

La extravagancia del político hace contraste con la realidad que vive el 36% de los kenianos, porcentaje que corresponde a la población pobre. Sin embargo, Sonko mantiene una gran popularidad, el gobernador es muy querido por ayudar a los barrios más desfavorecidos de Nairobi.

Pero así también, su extravagancia le ha hecho merecedor de críticas en comentarios de sus seguidores en redes sociales por la publicación del comedor.

Mike Sonko, gobernador de Nairobi, difundió la foto de un ostentoso comedor.

"Todo esto y tu condado está lleno de baches", le escribió en una foto que subió a su Facebook, Jane Gachihi.

Pese a la acogida que tiene en los sectores más vulnerables, donde miles viven sin acceso a servicios básicos, en su mandato como gobernador ha hecho pocas mejoras en cuanto a los servicios públicos y la infraestructura de colegios y centros de salud, que permanecen deteriorados al igual que las carreteras de la ciudad.

Otros usuarios, también en comentarios, le hacen referencia a que la vanidad tiene fecha de vencimiento y que recuerde a otros líderes como Maumar Gaddafi y lo invitan a que con su poder se acerque más a la religión.

Hasta el momento el presidente keniano no se ha pronunciado sobre el caso de Sonko, quién pertenece a su mismo partido.

El gobernador de Nairobi, Mike Sonko, fue detenido el pasado 6 de diciembre.

Sonko, el pasado lunes, enfrentó una comparecencia ante el tribunal anticorrupción por los cargos de los que se le acusa y bajo fuertes medidas de seguridad. Se declaró inocente.

El juez del tribunal Douglas Ogoti le preguntó al gobernador si adquirió propiedades y dinero a sabiendas de su "procedencia criminal" y Sonko respondió: "No es cierto".

El pasado miércoles se le concedió la libertad bajo fianza de 15 millones de chelines ($148 000 dólares) alegando una presunción de inocencia de Sonko. (I)